Baja tensión en Ferguson tras protesta pacífica

La tensión se elevó brevemente la noche del sábado y luego se apaciguó a primeras horas del domingo en Ferguson, donde continúan las protestas por la muerte de un adolescente negro desarmado a menos de un policía blanco.

La policía informó que hubo unas pocas detenciones y que el tráfico circuló sin problemas por el corredor comercial de la avenida West Florissant, cerca del complejo de apartamentos del suburbio de San Luis donde el policía de Ferguson Darren Wilson baleó seis veces a Michael Brown a mitad de la calle del 9 de agosto.

Una vez más las protestas pacíficas del día dieron paso a gritos de ira y manifestantes que desafiaban a las fuerzas del orden cuando cayó la noche, pero pasada la medianoche no había señales de equipos antimotines, gas lacrimógeno ni vehículos blindados como los que fueron vistos en días pasados tras las escaramuzas que siguieron a la muerte de Brown.

El sábado, un grupo amplio de manifestantes, muchos de ellos menores, marcharon pacíficamente junto con activistas bajo la vigilancia de policías, en un ambiente de tranquilidad que se mantuvo por cuarto día.

"Creo que algo de la frustración se está apagando porque ha salido más información", dijo Alana Ramey, residente de San Luis que se unió a la manifestación por la tarde. "Creo que ha habido más acción. La gente se está organizando y eso ayuda".

Las imágenes de policías del suburbio bien armados enfrentándose con los manifestantes en Ferguson, a quienes lanzaron gas lacrimógeno y balas de goma tras el tiroteo en el que murió Brown generaron críticas abundantes por la forma en que las agencias policiales han usado fondos federales para obtener equipo militar del Pentágono.

El presidente Barack Obama ordenó analizar esos programas luego de pedir más separación entre las fuerzas armadas del país y la policía civil. El gobierno federal también lanzó una investigación sobre el tiroteo y envió a decenas de agentes a Ferguson para interrogar a los testigos.

El fiscal del condado San Luis convocó a una audiencia de un jurado de investigación para revisar las pruebas del caso y decidir si se lleva a juicio a Wilson por el tiroteo.

RELACIONADOS