Acusan a expresidentes Saca y Flores por lavado de dinero en El Salvador

La Fiscalía de El Salvador presentó este viernes una nueva acusación contra los expresidentes Elías Antonio Saca (2004-2009), y el ya fallecido Francisco Flores (1999-2004), por el delito de lavado de dinero al desviar fondos donados por Taiwán.

La acusación es por 10 millones de dólares que Taiwán "otorgó a El Salvador para que ejecutara cuatro proyectos, pero, se ha establecido en el requerimiento que esos fondos fueron utilizados para diferentes fines", informó en un comunicado el Centro Judicial de San Salvador.

En la acusación que fue presentado en el juzgado Segundo de Paz de San Salvador, la Fiscalía pide la detención para Saca, quien luego de afrontar un proceso judicial en septiembre del año pasado recibió una condena de 10 años de cárcel por el desvío de 301 millones de dólares de los fondos de Estado.

Este viernes, la Fiscalía también pidió la detención para Gerardo Balzaretti y Juan Tennant Wright, colaboradores de Saca.

Para el expresidente Flores y el el banquero Mauricio Samayoa, la Fiscalía solicitó "sobreseimiento definitivo" porque ambos ya fallecieron. Flores murió a consecuencia de un parao cardíaco el 30 de enero de 2016.

El jefe de la unidad de fiscales contra la Corrupción y la Impunidad, German Arriaza, declaró a la prensa que a los procesados se les encontró "participación activa en el cometimiento" del delito de lavado de dinero.

Arriaza explicó que los imputados utilizaron diferentes mecanismos con la finalidad de ingresar, trasladar y utilizar los fondos para otras actividades.

La Fiscalía salvadoreña también procesa en cinco diferentes casos al expresidente izquierdista Mauricio Funes (2009-2014), el más grave es por el supuesto desvío de 351 millones de dólares.

Funes se encuentra en Nicaragua, asilado por el presidente izquierdista Daniel Ortega, desde septiembre de 2016, cuando abandonó el país tras aducir "persecución política".