Actrices vivieron rodaje intenso en “La Casa de las Flores”

Cecilia Suárez y Aislinn Derbez llegaron a las grabaciones de “La Casa de las Flores” sin haber ensayado y con información muy básica sobre sus personajes. Habían aceptado formar parte del elenco de la serie del director Manolo Caro sin leer el guion y no se arrepintieron.

Estaban igual de encantadas con su profesionalismo, que quedó de manifiesto durante el sismo del 19 de septiembre en la Ciudad de México cuando grababan una escena de un Bar Mitzvá en una antigua mansión del barrio Roma, uno de las más afectados por el terremoto.

“Manolo no abandonó el set hasta que se aseguró que el último extra estaba fuera”, dijo Suárez en un encuentro con reporteros. “Jaló a una chava (joven) a fuerzas que se había paralizado, la arrastró, la sacó y hasta que no hubo nadie ahí adentro él no se salió. Eso no lo hace cualquiera, eso es ser capitán de un barco”.

Suárez sufrió un esguince en la pierna al bajar por una escalera por el movimiento tan fuerte. Aislinn, en cambio, estaba muy tranquila pese a estar embarazada porque días antes había ocurrido otro sismo fuerte.

“Me acuerdo que me metí a mi casa, a concentrarme y meditar y decirme ‘si esto vuelve a pasar no puedes reaccionar así por tu bebé’ y funcionó mágicamente. De repente empezó a pasar el temblor y dije ‘¡ah! esta es mi oportunidad de poner en práctica lo que me prometí”.

El rodaje se interrumpió un par de semanas pues la ciudad estaba en estado de emergencia. Suárez estuvo incapacitada un mes y al final regresaron a la misma locación para terminar las escenas. El esfuerzo valió la pena, la serie sobre los secretos de una rica familia mexicana con Verónica Castro, Darío Yazbek, Juan Pablo Medina, Arturo Ríos, Lucas Velásquez, Paco de León y Luis de la Rosa ha causado mucha expectativa antes de su estreno del viernes en Netflix.

“Hay un sector de la sociedad mexicana que está ahí retratado muy claramente, que tiene que ver con poder, que tiene que ver con doble moral, que tiene que ver con un sentido de la ética muy flexible”, dijo Suárez, quien interpreta a Paulina de la Mora, la hija mayor de la familia. La actriz señaló la conveniencia y la apariencia que dominan a los De la Mora, pero también el “amor verdadero” que los mantiene unidos a pesar de las situaciones difíciles que atraviesan.

“Eso es un buen melodrama, no pasarte de la raya, tienes la tentación todo el tiempo y para eso se necesita un buen director que sepa dónde es el límite y un buen melodrama es justo llegar a la rayita pero no entrar al engolosinamiento”, agregó.

El elenco tenía una gran expectativa ante la idea de grabar con Castro, quien regresa a la pantalla chica tras casi una década de ausencia.

“Es imponente verla entrar por primera vez al set en personaje”, dijo Suárez. “Nosotros crecimos viéndola, vimos todos sus programas nocturnos”.

“Todo el tiempo nos estaba haciendo reír y todo el tiempo tenía algo interesante que contarnos”, agregó Derbez, quien también recibió regalos de Castro para su bebé nacida en febrero.

Derbez, quien da vida a la hermana del medio Elena, dijo que trató de guardar la noticia de su embarazo para el director y sus compañeros de reparto lo más posible, pero se sentía tan mal que casi no lo consiguió.

“Los primeros tres meses fueron una cosa terrible, me sentía como si estuviera enferma o cruda”, dijo. El primero que sospechó que estaba embarazada fue el mismo Caro, cuando le vio darle un trago a un refresco. “Tú no tomas Coca-Cola ¿Por qué estás tomando Coca-Cola? ¿Estás embarazada?”, recordó que le dijo.

“Decíamos está enferma o está embarazada”, apuntó Suárez. Después “todos nos dedicamos a encontrar el cojín más cercano y dárselo a Aislinn”.

Para Derbez, hija del célebre comediante mexicano Eugenio Derbez, este es el personaje más prominente que ha tenido en una serie de comedia tras “Gossip Girl” y “Los héroes del norte”, así como películas como “A la mala” y “Compadres”.

“He trabajado con los dos y lo ves ahí que hay una cosa familiar, que dices ‘ay dios mío estoy viéndola y lo veo a él, y ay dios mío lo veo a él y la veo a ella’”, dijo Suárez sobre padre e hija.

Derbez señaló que en un principio arrancó su carrera con películas de drama por el respeto que le inspiraba la comedia por su padre.

“Por mi papá yo sí quise empezar completamente en el lado opuesto, por eso me fui al cine de arte en el principio de mi carrera, para poder investigar todo eso que yo quería, poder separarme de esa etiqueta lo más que pudiera”, apuntó.

En el caso de Suárez, quien entre sus múltiples créditos cuenta con las películas de comedia “Overboard”, “Sexo pudor y lágrimas”, “Spanglish” y la dirigida por Caro “Elvira, te daría mi vida pero la estoy usando”, Paulina parece ser la más audaz y refinada de los tres hijos De la Mora, pero tiene una vida doble entre el negocio de flores de su madre y el cabaret de su padre.

Caro y Suárez han dicho que el personaje lo crearon inspirándose en una persona real que no quisieron revelar.

“Sí hay una referencia muy clara para él y para mí en particular, la hacemos además como un homenaje de cariño”, dijo la actriz originaria del norteño estado de Tamaulipas. “Por eso es que nos miramos a los ojos y dijimos aquí hay otra cosa presente, entonces asumámosla y mete el acelerador a fondo. Ojalá en este salto al vacío que hacemos de la mano podamos caer parados”.

RELACIONADOS