"Las canciones no merecen ser huérfanas, ni sus creadores ser invisibles": Ender

La reconocida cantante y compositora panameña, Erika Ender, lamentó a través de un escrito publicado en su cuenta de Instagram, que la nueva industria musical olvide la importante labor de quienes escriben las canciones, lo que las convierte en "huérfanas de padre o madre".

"La canción es la fuente de esta industria. Una gran voz, sin tener que cantar, no puede ser escuchada. Un gran músico, arreglista o productor sin una canción, no tiene como vestirla de su arte. Un ingeniero no tiene que grabar o mezclar... Un promotor no tiene que poner a sonar en la radio... En fin... La base es una buena canción... Sin canciones, no hay artista. No hay disco. No hay video musical. No hay promoción, ni tour, ni conciertos. Eso parece que, la nueva industria de la música lo hubiese olvidado".

La talentosa artista, quien ha compuesto temas para innumerables cantantes que se han convertido en hits, también expresó que el hecho de que las mujeres formen parte de una notable minoría en la industria de los compositores, representa un doble reto; además, cuestionó que en las plataformas digitales sólo aparece el título del tema y el nombre de la canción, pero el autor no.

"Youtube, es una de las poquísimas plataformas que está trabajando en dar el merecido espacio a todos los que poseen crédito autoral. Todas deberían hacerlo", señaló.

Debido a esta lamentable situación, Ender insta a restacar "el valor de lo que las canciones representan y sembrar correcta y dignamente, para que las nuevas generaciones, puedan vivir de la inspiración; en una profesión que sostiene a toda una industria y cuyo legado se eterniza...Las canciones no merecen ser huérfanas, ni sus creadores ser invisibles".

UNA INDUSTRIA DE CANCIONES HUÉRFANAS... Hace poco más de una generación atrás, aún se percibía a los compositores como verdaderos magos... Y es que es realmente mágico traducir sentimientos en letras y melodías que sean capaces de conectar y tocar las fibras de millones de personas y de volverse la banda sonora de momentos determinados en sus historias de vida. Eso no tiene precio, y vaya que tiene mérito! La canción es la fuente de esta industria. Una gran voz, sin tener que cantar, no puede ser escuchada. Un gran músico, arreglista o productor sin una canción, no tiene como vestirla de su arte. Un ingeniero no tiene que grabar o mezclar... Un promotor no tiene que poner a sonar en la radio... En fin... La base es una buena canción... Sin canciones, no hay artista. No hay disco. No hay video musical. No hay promoción, ni tour, ni conciertos. Eso parece que, la nueva industria de la música lo hubiese olvidado. Qué hubiesen hecho Agustín Lara, Consuelo Velásquez, Manuel Alejandro, Armando Manzanero o Juan Carlos Calderón? Son apenas algunos de los muchos compositores que inspiraron a tantos, a lo largo del camino, para seguir esta carrera... Incluso a mujeres (a pesar de la notable minoría del género femenino en ella) y el doble reto que representa. El mundo cambia; las formas cambian, pero la esencia siempre debe mantenerse. En el mundo digital, por ejemplo, solo aparece el título del tema y el nombre del artista; convirtiendo a dichas canciones en “huérfanas” de padre o madre. Youtube, es una de las poquísimas plataformas que está trabajando en dar el merecido espacio a todos los que poseen crédito autoral. Todas deberían hacerlo. Hoy nuestro deber, incluye rescatar el valor de lo que las canciones representan y sembrar correcta y dignamente, para que las nuevas generaciones, puedan vivir de la inspiración; en una profesión que sostiene a toda una industria y cuyo legado se eterniza. Porque la música es capaz de trascender las barreras del tiempo... Porque ella no se crea sola. Es un regalo divino, traducido en letra y melodía por el compositor. Las canciones no merecen ser huérfanas, ni sus creadores ser invisibles. #ErikaEnder

Una publicación compartida de erikaender (@erikaender) el 1 Jun, 2018 a las 9:50 PDT

RELACIONADOS