Sarah Hyland escribió cartas de despedida a su familia cuando pensó en suicidarse

La actriz Sarah Hyland se sinceró hace unas semanas acerca de la depresión que sufrió tras enterarse de que el riñón que su padre le había donado en 2012 había comenzado a fallar y que eventualmente necesitaría uno nuevo.En apenas un año y medio la intérprete tuvo que someterse a seis intervenciones quirúrgicas para sustituir el órgano cuando resultó evidente que no habría manera de salvarlo, y para lidiar además con la hernia abdominal que le descubrieron durante una de las operaciones y con sus problemas de endometriosis.

Fue en esa época cuando ella empezó a contemplar la posibilidad de quitarse la vida debido al miedo a que un segundo transplante tampoco funcionara, y llegó a redactar incluso notas de despedida para sus familiares y amigos.

"Escribí cartas en mi mente dirigidas a mis seres queridos, explicándoles por qué había hecho lo que había hecho y las razones de que hubiera tomado esa decisión, para que supieran que no era culpa de nadie. No quería ponerlo por escrito por miedo a que alguien pudiera encontrarlas. Así de grave era la situación...", ha recordado la intérprete en una emotiva entrevista en el programa 'The Ellen Show', en la que ha asegurado que por suerte esa difícil etapa ha quedado ya atrás: "Al final lo superé por mí misma, tenía que ser yo la que saliera de ello. Me dije que necesitaba hacer sola".

En su caso, hablar con un amigo acerca de esa ansiedad le ayudó a darse cuenta de que necesitaba cambiar de mentalidad urgentemente, aunque ha querido aclarar que cualquiera en una situación similar a la suya debería recurrir a cualquier herramienta a su alcance para mejorar."Cada uno somos diferentes: cada persona que sufre ansiedad o depresión o que tiene pensamientos suicidas. Así que no deberían escucharme solo a mí. Yo solo quiero compartir mi historia. Pero sí que creo que a veces hablar en voz alta de ello, verbalizarlo, hace que te des cuenta de lo ridículo que suena y ayuda a ganar un poco de perspectiva".

Entre febrero y octubre de 2017 la joven estuvo sometiéndose a diálisis al mismo tiempo que rodaba la serie 'Modern Family' hasta que ese verano le informaron de que su hermano era compatible y él se convirtió en su nuevo donante ese mismo mes de septiembre. Desde entonces su saludo ha mejorado notablemente, hasta el punto de que ya puede irse de vacaciones con su chico Wells Adams, junto a quien acaba de regresar de un viaje a México.

RELACIONADOS