Paula Echevarría y David Bustamante cierran un ciclo con la venta de su antigua casa

Teniendo en cuenta que ambos ya han rehecho sus respectivas vidas sentimentales y que ha pasado un año desde que materializaran su divorcio, era cuestión de tiempo que David Bustamante y Paula Echevarría, quienes a día de hoy disfrutan de sendos romances con Yana Olina y Miguel Torres, respectivamente, se decidieran a deshacerse definitivamente de la casa que solían compartir a las afueras de Madrid, en la que hasta 2017 criaban juntos a la pequeña Daniella.

Ha sido la revista española ¡Hola! la que ha dado a conocer este martes la repentina aparición de un cartel de 'se vende' en los muros de la propiedad, de lo que se desprende un paso imprescindible para poder cerrar definitivamente esta etapa en la vida de los dos artistas, el cual se produce poco más de una semana después de que la propia intérprete revelara orgullosa que ya se estaba instalando en su nueva vivienda.

"Ya estoy viviendo en la casa. Desde esta semana, me mudé el lunes. Llevo cuatro días. Ha sido un año de obras, pero se ha hablado tanto de ello que me han parecido como diez. Ya tenía ganas de mudarme y ya estoy ahí. Con cajas en los pasillos, sin mesa para poner la tele y con todas esas cosas que molan cuando estrenas una casa", explicaba la asturiana en una entrevista reciente a la misma publicación.

La noticia de la puesta a la venta del inmueble no debería resultar demasiado sorprendente dado que el cantante cántabro ya confesó en su momento que, aunque tras la mudanza de Paula él se quedaría a cargo de la casa, el objetivo final de ambos pasaba por ponerla lo antes posible en el mercado.

"La casa será mía cuando ella se haga la nueva, aunque seguramente la venderemos. Es muy grande para mí, son mil metros. Es una casa para una familia. ¿Para qué quiero yo una casa tan grande? No tiene sentido", contaba el astro de la música a ¡Hola!

RELACIONADOS