Michael Bublé casi abandona la música tras la lucha de su hijo contra el cáncer

En noviembre de 2016, Michael Bublé y su esposa Luisana Lopilato confirmaban a través de un comunicado vía Facebook la devastadora noticia de que a su primogénito Noah (4) le habían diagnosticado cáncer y que comenzaría a recibir tratamiento en Estados Unidos, unos meses durante los que el matrimonio -padres también de otro niño de 2 años llamado Elias- se retiró por completo de la vida pública para centrarse en su pequeño.

Meses después, en julio del año siguiente, la propia actriz argentina anunciaba que "lo peor ya había pasado" tras regresar al trabajo para rodar el filme 'Los que aman odian'.Hasta el momento había sido Luisana quien se había encargado de ejercer de portavoz oficiosa de la familia para hablar de la recuperación de su retoño, sin entrar nunca a dar demasiados detalles sobre su enfermedad, mientras su marido se mantenía en un segundo plano.

Sin embargo, Michael se ha sincerado ahora en una entrevista sobre esa dura etapa para explicar cómo la afrontó, por qué evita hablar de ella y lo cerca que estuvo de no regresar nunca al estudio de grabación."He pasado por un infierno. No hablo de la historia al completo, ni siquiera con mis amigos, porque resulta demasiado doloroso. Se trata de mi niño. Es un superhéroe y no necesita revivir todo por lo que pasó una y otra vez. Pero para mí ha sido un infierno. En realidad, el infierno acaba pareciéndote un lugar agradable al que ir de vacaciones en comparación con lo que hemos vivido nosotros", recuerda el intérprete en una sincera conversación con el periódico The Herald Sun.

"Creía de corazón que jamás regresaría a la música. Mi familia es lo más importante. La salud de mis hijos en la prioridad número uno. Resulta sencillo anteponer la relación con mi familia, mi mujer y mi fe a lo demás"Por suerte para sus fans, el canadiense -que este mismo sábado ofreció un nuevo concierto en Dublín- cambió de opinión al mismo tiempo que su hijo mejoraba tras decidir que quería seguir contribuyendo a llevar "amor, risa y romance" al mundo a través de sus canciones.

"Mi nueva perspectiva me ha permitido reencontrar mi pasión por la música. Al principio, con el cáncer de Noah, hubo un momento de cambio. Recuerdo estar sentado en la habitación del hospital pensando: ¿Cómo pude haberme preocupado alguna vez por ese tipo de tonterías? Me angustiaba por las ventas de discos o por un meme o por lo que algún im**cil pudiera haber dicho de mí. Y después, en un segundo, todo se volvió claro. Esa claridad me dio la oportunidad de reencontrar mi amor por la música, así que voy a regresar a aquello para lo que nací".

Respecto a la salud de Noah y su pronóstico médico, Bublé se expresa de una forma más directa que su esposa, reconociendo que al tratarse de una enfermedad grave debe someterse a revisiones con regularidad, pero afirmando al mismo tiempo que la situación está bajo control.

"Se trata de cáncer, así que obviamente tenemos que mantenerlo vigilado, pero desde luego jamás regresaría a la escena pública si él no estuviera bien", afirma al respecto la estrella de la música, que se convertirá en padre por tercera vez en unas semanas.

RELACIONADOS