Luciana Gimenez: "Mick Jagger es un padre maravilloso"

La modelo Luciana Gimenez se siente afortunada por poder contar en todo momento con el padre de su hijo Lucas (16), el cantante Mick Jagger. Y todo, a pesar de que el adolescente fue fruto de un breve romance que hizo que la relación de 22 años del Rolling Stone con Jerry Hall llegara a su fin.

"Lucas y Mick están muy unidos, y Mick es un padre maravilloso. Quiero criar a mi hijo con su padre, con su apoyo y ayuda. Es un hombre juicioso que adora a sus hijos. Siempre ha estado ahí y ha sido una gran experiencia", cuenta Luciana en la revista HELLO!

Luciana está casada con el empresario y presentador Marcelo de Carvalho, quien se lleva muy bien con el roquero; lo que es muy importante para el joven Lucas.

"Cuando fue la Copa del Mundo de Brasil, mi marido, al que quiero mucho y es una parte muy importante en la vida de Lucas, invitó a Mick a quedarse con nosotros porque somos amigos y es posible ser amiga de tu exnovio. Eso fue algo importante para Lucas, algo que la gente no entiende, pero que siempre he pensado que debería ser la norma. Que la gente se lleve bien, ¿por qué no? Si tú piensas que alguien fue lo suficientemente importante para ti como para tener una relación y un hijo con él, entonces ¿por qué no tener una buena relación? Mi marido lo entiende perfectamente", explica la modelo.

Aunque no siempre puedan verse, Jagger habla casi todos los días con su hijo.

"Es una situación normal, se llevan muy bien y hablan por teléfono y Skype. Hablan casi todos los días", explica Luciana.La maniquí de 46 años -que también tiene otro hijo, Lorenzo (5), y tres hijastros con su marido- está contenta de que Lucas haya heredado el rasgo más famoso de su padre.

"[Lucas] es muy guapo. Va a ser todo un rompecorazones. Tiene sus labios, esa parte tan increíble que ha pasado de generación en generación, pero creo que se parece a mí", añade Luciana.