Leonardo DiCaprio tendrá que devolver el Óscar de Marlon Brando y un cuadro de Picasso

El tribunal que investiga estos días al financiero malayo Jho Low, acusado de haber cometido un fraude de proporciones épicas contra un fondo de inversión, así como de otros importantes delitos de índole económica, ha ordenado al actor Leonardo DiCaprio devolver el premio Óscar que le fue concedido al fallecido Marlon Brando en 1955 por su papel protagonista en la mítica cinta 'La ley del silencio' -o 'Nido de ratas', como se conoce en Latinoamérica- y también un cuadro firmado nada menos que por el genio malagueño Pablo Picasso, entre otros artículos de gran valor.

Tan preciados objetos fueron recibidos por el oscarizado intérprete hace unos años a modo de regalos con los que Jho Low quería escenificar el gran aprecio que le tenía y, según los argumentos esgrimidos ahora por el juez, desviar la atención sobre la procedencia presuntamente ilícita del dinero empleado en su adquisición. Según el diario The New York Times, el acusado habría abonado unos 600.000 dólares por la pintura de Picasso tras ganarlo en una subasta.

Entre las muchas inversiones de alto nivel que habría realizado Jho Low en el espacio de tiempo que investigan las autoridades, destaca también su notable contribución al presupuesto de la cinta 'El lobo de Wall Street' (2013), dirigida por Martin Scorsese y protagonizada precisamente por DiCaprio, un filme que curiosamente trata sobre la caída en desgracia del ejecutivo Jordan Belfort tras haberse implicado consciente y voluntariamente en toda clase de prácticas fraudulentas que le acaban pasando factura.

Poco antes de vivir su propio encontronazo con la justicia y acercarse peligrosamente al destino del financiero cuya historia ayudó a llevar a la gran pantalla en su condición de socio de la productora Red Granite, Jho Low no tuvo reparo alguno en alardear públicamente del estrecho vínculo que, a su juicio, le unía al astro de Hollywood y del papel que habría jugado a la hora de asegurar que el personaje de Belfort era interpretado por DiCaprio.

"Conozco a Leo desde hace muchos años y, por medio de la Fundación Jynwel, ambos estamos activamente involucrados en proyectos de conservación medioambiental a lo largo y ancho del planeta", explicaba Low, nacido en la ciudad de Penang en 1981 y residente en Hong Kong, en una entrevista al diario South China Morning Post.