Keira Knightley nunca tuvo un instinto maternal "fuerte"

La actriz Keira Knightley lleva tres años experimentando tanto las satisfacciones como los contratiempos que van siempre asociados a un capítulo de la vida tan intenso como el que se desprende de la maternidad, en su caso tras el nacimiento de su primera hija con el músico James Righton, Edie, y ahora la intérprete no ha tenido reparo en hacer balance sobre un momento tan importante de su trayectoria y reflexionar sobre las motivaciones que le llevaron en un primer momento a querer convertirse en madre.

"Nunca tuve un instinto maternal demasiado fuerte, he de decir, pero también supe desde siempre que quería ser madre. Es parte de la vida y yo estoy decidida a exprimir al máximo todo lo que me pueda ofrecer la vida, tanto como me sea posible", ha afirmado la artista británica en conversación con el magazine dominical del diario The Times, antes de revelar algunas de las cosas que echa de menos de esa etapa en la que no tenía que preocuparse en exceso de los horarios"La verdad es que echo mucho de menos salir de vez en cuando por la noche, era algo que me encantaba. Solía quedarme bailando hasta las seis de la mañana cuando no estaba metida en un rodaje, por supuesto, y evidentemente tener una hija supone un cambio muy importante para todas las parejas. Era imposible mantener ese ritmo de vida, o sobrevivir haciéndolo, cuando tienes un bebé a tu cargo", ha señalado.

Por otro lado, la estrella de cine ha querido dar a conocer que ella es la cónyuge que, de forma "predominante", sostiene la economía familiar, mientras que su esposo es el principal encargado de mantener el ámbito doméstico en perfecto orden y la primera opción a la que puede recurrir su pequeña ante cualquier necesidad que se desprenda de su día a día.

"Yo soy predominantemente la que gana el pan, pero luego tratamos de criar a nuestra niña al cincuenta por ciento cada uno. Es verdad que él pasa más tiempo en casa, es un padre maravilloso y le agradezco mucho que haya reducido su tiempo de trabajo para dedicarse de lleno a la paternidad. En cada uno de mis rodajes, él ha estado allí conmigo para cuidar de Edie, y encima se la lleva al estudio de grabación", ha aseverado.

RELACIONADOS