Kate Winslet: "Mi madre estaba muy orgullosa de que fuera a trabajar con Woody Allen"

Aunque ha cumplido uno de sus grandes sueños al trabajar con el director Woody Allen en la nueva película 'Wonder Wheel', en la que además comparte protagonismo con el cantante y actor Justin Timberlake, a la actriz Kate Winslet le cuesta contener la emoción cada vez que rememora algunas de las anécdotas que atesora de tan grata experiencia.

Y es que en esos momentos a la oscarizada intérprete le viene directamente a la mente el "orgullo" que sentía su madre, quien falleció poco después del rodaje de la cinta, ante el hecho de que su afamada hija hubiera conseguido finalmente formar parte del particular universo cinematográfico de uno de sus realizadores favoritos.

"Voy a tratar de contar esto sin romper a llorar... ¡Oh Dios, no puedo! El caso es que mi madre murió este año. Estaba muy enferma cuando estábamos rodando esta película, y no puedo dejar de pensar en lo orgullosa que estaba de que por fin estuviera trabajando con Woody Allen. La llamaba todos los días de camino al trabajo para contarle los detalles. Le encantaba que le dijera que Justin era un tipo adorable, disfrutaba mucho con mis historias", ha revelado en conversación con Variety.

A pesar de la tristeza que le invade ante la reciente pérdida de su querida progenitora, la protagonista de títulos tan emblemáticos como 'Titanic', 'El lector' y 'Revolutionary Road' también se ha pronunciado en la entrevistas sobre algunos de los aspectos más divertidos y simpáticos de su último proyecto cinematográfico, como el que hace referencia a la particular convivencia que tuvo con Justin en un mismo camerino."La verdad es que nos lo pasamos genial.

Solía decirle a Justin: 'Qué alivio que ninguno de los dos acabáramos siendo como cada uno pensaba que sería el otro, porque habría sido una tortura'. Lo digo porque tuvimos que compartir el mismo tráiler, el muro que separaba nuestras respectivas habitaciones era muy fino. Te lo juro, podía oírle orinar cada mañana mientras cantaba para sí mismo. Y la verdad es que me encantaba", bromeó sobre la faceta más cercana y terrenal del astro del pop.