Kanye West se queda sin palabras cuando le preguntan sobre su apoyo a Trump

El rapero Kanye West ha regresado a la pequeña pantalla por primera vez tras la inolvidable entrevista que concedió hace dos meses escasos al portal TMZ durante la que realizó la polémica declaración: "400 años de esclavitud suenan a elección":Como él mismo reconoció nada más arrancar su conversación con el presentador Jimmy Kimmel, antes de presentarse ante la audiencia se había propuesto mantener la calma, y lo consiguió.

En comparación con otras de sus apariciones públicas, el marido de Kim Kardashian parecía comedido y prudente; de hecho, en un momento concreto llegó a quedarse sin palabras, algo poco común en él.El 'milagro' se produjo mientras charlaba acerca del apoyo que ha mostrado al controvertido mandatario Donald Trump.

Su argumento de defensa giraba en torno a cómo se había visto presionado para cambiar su ideología política -"Se supone que los negros tenemos que pensar de forma uniforme y ser todos demócratas", denunció- y cómo el hecho de que se pusiera una gorra de 'Make America Great Again', uno de los eslóganes de Trump, había sido un gesto de valentía y liberación. Para concluir su improvisado discurso, Kanye pasó a abordar la cultura del odio que considera que impera a día de hoy y la forma en que podría atajarse de raíz."El amor puede curar, mucho. Cuando veo a la gente atacar al presidente, me pregunto... ¿por qué no intentar lo mismo pero desde el amor? Uno a uno podemos desactivar la bomba nuclear del odio que constituimos como sociedad, solo con pensar en los demás como en nuestra familia y con tratarlos como tratamos a nuestros hijos", alegó.

Esas grandilocuentes palabras no consiguieron desviar a Kimmel de la que había sido su pregunta inicial: si Kanye se arrepentía de haber respaldado a Trump. El presentador, que se ha mostrado muy crítico con el comandante en jefe de su país desde su desembarco en la Casa Blanca, no dudó en recordarle al artista la situación dramática que Trump ha provocado para muchas familias con sus reformas migratorias y de extradición para saber cómo se sentía Kanye al respecto.

"Creo que ese es un pensamiento muy bonito, pero la pura realidad es que hay familias siendo separadas en las fronteras de este país... como resultado de lo que está haciendo este presidente. Creo que no podemos olvidar eso, da igual que nos guste su personalidad o no, sus acciones son lo que importa. Tú mismo pronunciaste la ya famosa frase: 'A George Bush no le importan las personas negras'. Y eso me lleva a preguntarme por qué crees que a Donald Trump sí [le importan], o por qué [crees que se preocupa] por cualquier otra persona".

Fue entonces cuando el músico se quedó en silencio, con un semblante divertido, pero sin saber qué decir. En lugar de seguir presionando, su entrevistador quiso ayudarle a ganar algo de tiempo anunciando justo en ese momento una pausa publicitaria para que pudiera pensar una respuesta, pero lo cierto es que a la vuelta del descanso cambiaron de tema y retomaron la conversación hablando de la faceta como diseñador de Kanye y de sus tres hijos con Kim Kardashian.

RELACIONADOS