Justin Bieber le para los pies a Shawn Mendes: "Aún no eres el príncipe del pop"

Puede que Justin Bieber apenas haya publicado nueva música desde 2015 al permanecer centrado en su salud mental y en su matrimonio con Hailey Baldwin, pero eso no significa que esté listo para asimilar que ya no es la estrella masculina más relevante de la escena pop.

Al famoso intérprete no le ha hecho ninguna gracia ver a su compañero de profesión Shawn Mendes quien casualmente resulta ser también el ex de su esposa en la portada de una revista bajo el título 'El príncipe del pop' y no ha tardado en echar mano de las redes sociales para poner a su joven rival en su sitio recordándole que le queda un largo camino por recorrer antes de poder considerarse su igual.

"Mmhhh... Vas a tener que romper unos cuantos récords más antes de arrebatarme el título, colega", ha escrito Justin en la sección de comentarios de una de las publicaciones de Instagram de Shawn, tratando de rebajar en parte el tono cortante de sus palabras especificando que debían leerse "en voz canadiense".

Sin embargo, el intérprete de "Sorry" y "What Do You Mean" no ha podido resistirse a lanzar una discreta pulla a la gran promesa del pop añadiendo medio en broma medio en serio: "Pero si quieres, podemos jugárnoslo en un partido de hockey, aunque he oído que eres un verdadero desastre sobre el hielo, así que podríamos olvidarnos de los cascos y jugárnoslo en un combate".

Por supuesto, no es ningún secreto que Justin Bieber es un apasionado del hockey y que practica con frecuencia ese deporte.

Ese mensaje ha provocado un verdadero revuelo entre sus respectivos fans, hasta el punto de que él se ha visto obligado a recular y regresar al Instagram de Shawn Mendes para aclarar que solo estaba bromeando: "Relajaos, aquí no hay bandos. Lo único que queremos todos es hacer buena música. Soy competitivo, al igual que él, y solo estaba hablando en nuestra jerga".

Mientras Justin trataba de evitar una guerra civil en la industria discográfica, Shawn Mendes que debía estar riéndose de buena gana en la tranquilidad de su hogar decidió responder a su oferta para dejarle claro que no se había dejado impresionar: "LOL, cuando quieras. Tú solo avísame".

RELACIONADOS