Iker Casillas y Sara Carbonero quieren ampliar la familia

La presentadora y periodista Sara Carbonero ha regresado momentáneamente a España para cumplir con aquellos compromisos profesionales que se desprenden de su condición de embajadora de ciertas marcas comerciales, pero también para satisfacer la curiosidad de la opinión pública en relación con sus planes de futuro en el marco de su idílico matrimonio con Iker Casillas y de la bonita familia que ambos forman.

Como era de esperar, durante la presentación ayer miércoles en Madrid de la nueva colección invernal de la firma Calzedonia, los periodistas allí congregados no pudieron resistirse a preguntarle sobre la inminente llegada de las fiestas navideñas, sobre un hipotético regreso a la televisión española y, por supuesto, acerca de la posibilidad de que se aproxime la llegada de un nuevo miembro del clan Carbonero Casillas."Yo siempre digo lo mismo, nunca he dicho que no, jamás.

En nuestro caso, claro que nos gustaría, cuando tenga que ser, pero sí que nos gustaría", afirmó la antaño reportera deportiva antes de cargar ligeramente contra los informadores por contribuir a esa "presión" que suelen sufrir las madres en este sentido. "No hablo solo de este tipo de eventos, sino en la sociedad en general, cuando una persona tiene un hijo ya se le pregunta si dos. Solo digo que es una pregunta delicada, porque no sabes si esa persona quiere, no quiere, puede, no puede...".

Al margen de la insistencia que a veces exhiben los periodistas en relación con esta cuestión, la propia Sara reconoce que quienes le están presionando más para que vuelva a quedarse embarazada son sus propios hijos, Martín y Lucas. "Si por ellos fuera, tendríamos ocho o diez, si hasta tienen los nombres. Quieren todo chicos y lógico, ahora ellos se llevan muy bien y ya pasó todo el tema de celos", reveló en la misma entrevista para, posteriormente, felicitarse por el fin de esa breve etapa en que su primogénito se sintió algo desplazado por el "terremoto" -como le llama cariñosamente- de su hermano pequeño.

"No diría que fue el momento más duro que he tenido, porque al mismo tiempo había llegado un nuevo bebé y eso siempre es una alegría. Pero sí que fue para mí como sorprendente, porque por más que te hablaban de ello, no me lo imaginaba así. Fue un poquito raro y gracias a Dios fue pasajero. Consulté a varias personas y ya está, es algo totalmente cotidiano", apuntó la presentadora toledana.

RELACIONADOS