Ian Somerhalder pierde los nervios tras ser tildado de "raro" por lo que come

La cuenta de Instagram del actor Ian Somerhalder suele ser un remanso de positivismo entremezclado con mensajes de admiración hacia su esposa y publicaciones destinadas a animar a sus seguidores a contribuir a distintas organizaciones benéficas -como la suya, The Ian Somerhalder Foundation- o labores humanitarias, pero esta semana no ha podido evitar perder los nervios tras sufrir un encuentro muy extraño mientras realizaba su compra habitual de productos frescos.

"Espero no sonar como un capu**o pero... una señora me ha parado en la tienda y me ha dicho que nunca había visto una cesta de la compra como la mía. Yo le respondí que nunca había visto una que no fuera así. Unas cuantas personas se sumaron a la conversación opinando que era una visión muy extraña", arranca el largo mensaje que el antiguo protagonista de 'The Vampire Diaries' ha compartido junto a un par de fotografías con el contenido de sus bolsas, repletas de verduras y frutas frescas. ¿Qué mi**da? ¡Raro! Estoy en un supermercado, es comida. Eso me hizo pensar y ha conseguido que me hierva la sangre".

Antes de que alguien se apresurara a señalar que él representa a un porcentaje muy pequeño de la población con una situación lo bastante privilegiada para poder permitirse llenar la nevera de productos orgánicos o ecológicos, que el consumidor medio asocia con precios más caros, el intérprete ha revelado que fue criado por una madre soltera con pocos recursos que aún así le inculcó unos hábitos alimenticios saludables y la importancia de llevar una vida activa.

En esa misma línea, Ian también se ha preguntado cómo muchos pueden 'envenenarse' a diario con malas elecciones a la hora de comer mientras al mismo tiempo se quejan de la falta de reformas legislativas para garantizar el acceso igualitario a un tratamiento médico de calidad.

"Si queremos cambiar nuestro sistema sanitario, quizá deberíamos ser una sociedad más saludable y así lo conseguiríamos. ¿Qué os parece?, Lógico, ¿verdad? No quiero sonar como un im**cil o sermonear a nadie, pero esto es una locura: cómo puede ser posible que personas adultas, profesionales, en una gran ciudad americana no hayan visto nunca una cesta de la compra llena de comida normal y sana, que sencillamente era verde y no procesada".

De paso, el intérprete ha dedicado unas palabras a todos aquellos seguidores que de manera regular se maravillan ante su forma física -y la de su esposa Nikki Reed- en la sección de comentarios de sus publicaciones: "Es muy sencillo: si quieres verte bien, sentirte bien y estar bien, come bien. Y haz ejercicio, obviamente, tanto como puedas. Todo lo demás vendrá solo".

Para concluir, el actor ha querido hacer hincapié en la necesidad de educar acerca de la importancia de la nutrición con una analogía muy sencilla: "Nunca pondrías el combustible equivocado en tu coche, ¿entonces por qué pones la comida equivocada en tu cuerpo? Debemos asimilar nuestra responsabilidad al respecto desde ya. Podemos hacerlo".