Diane Keaton sigue ¨creyendo¨ en la inocencia de Woody Allen

La actriz Diane Keaton no ha tardado en lanzarse de lleno al intenso debate que se ha generado una vez más en torno a los supuestos comportamientos inapropiados en los que habría incurrido el director Woody Allen a lo largo de su carrera, que vuelven a materializarse en las acusaciones que, ya en 2014, le dirigía su hija Dylan al asegurar que el cineasta había abusado sexualmente de ella cuando solo era una niña de siete años.

Teniendo en cuenta que la polémica en torno a este asunto se remonta al año 1992, cuando la exmujer del realizador, Mia Farrow, dio por primera vez a conocer su teoría sobre la supuesta agresión de la que habría sido víctima su hija adoptiva, Diane Keaton ha querido recordar a la opinión pública que Allen ya se defendió en su momento de las alegaciones concediendo numerosas entrevistas para negarlas con rotundidad y vehemencia. Es por ello, que la que fuera pareja y musa del cineasta sigue "creyendo" firmemente en su inocencia.

"Woody Allen es mi amigo y sigo creyendo en su testimonio. Sería de gran interés que echarais un vistazo a esta entrevista que hizo en 1992 y me digáis qué os parece", ha escrito la veterana artista en su cuenta de Twitter junto a un enlace a la entrevista del programa '60 Minutes' en la que Allen se pronunciaba sin ambages sobre tan delicado asunto.

Pese a que en el año 2014 Dylan Farrow ofreció una extensa entrevista al diario The New York Times para corroborar las declaraciones hechas años antes por su madre y, además, proporcionar nuevos y sórdidos detalles sobre estos hipotéticos abusos, no ha sido hasta ahora -en el marco de las recientes revelaciones sobre los escándalos sexuales de prominentes figuras del cine- que el caso ha recuperado la visibilidad y relevancia de antaño.

En esta ocasión, de hecho, Dylan ha recibido el apoyo de un sinfín de actores y actrices que han trabajado con Woody Allen -algunos de forma muy reciente, como Rebecca Hall, Kate Winslet, Colin Firth y Timothée Chalamet- y que no han dudado en renegar de él al tiempo que mostraban su apoyo incondicional a todos aquellos que habían sufrido en primera persona el trato vejatorio dispensado por los hombres poderosos de la industria. Ignorando quizás las declaraciones que, hace escasos meses, pronunciaba Woody Allen al alertar de la posibilidad de que Hollywood hubiera iniciado una "caza de brujas" que afectara por igual a culpables e inocentes, Rebecca Hall, Timothée Chalamet y la cantante Selena Gomez, quien también aparece en la cinta 'A Rainy Day in New York', decidieron donar sus salarios a diversas organizaciones que luchan contra la violencia sexual para dejar clara su posición.

El pasado domingo, Kate Winslet aprovechó su presencia en una gala de premios para afirmar que se arrepentía de haber trabajado con él, pese a que pocos meses defendía justo lo contrario.