Blanca Suárez y Mario Casas se niegan a posar juntos en Instagram

Aunque la actriz Blanca Suárez se lamentaba en una entrevista reciente de que no tendría demasiados días libres este verano para disfrutar de unas largas y relajantes vacaciones, lo cierto es que a lo largo de este mes la madrileña ha conseguido encontrar varios huecos en su apretada agenda que, como demuestra su perfil de Instagram, ha aprovechado para descansar y refrescarse en idílicos destinos costeros.

Por si eso no fuera suficiente, la protagonista de la serie 'Las chicas del cable' se encuentra ahora mismo admirando las reliquias arquitectónicas de la ciudad de Atenas junto a su novio Mario Casas, con quien ya se embarcó en una trepidante aventura por la sabana africana el pasado mes de abril que, según sus previsiones, sería probablemente la única escapada de larga duración que compartiría este año con su chico. De momento, la pareja lleva casi una semana sacando el máximo partido a la capital griega y sus alrededores, y así lo han querido dejar patentes los dos a través de sus respectivas cuentas de la plataforma.

"A remojarse", ha escrito ella en una de las numerosas fotografías que ya ha compartido con sus seguidores, las cuales también le han servido para publicitar una vez más la marca de teléfonos móviles de la que es embajadora."Hace mucho calor en la Acrópolis", ha escrito -en griego, por cierto- el intérprete al tiempo que se encargaba de subir él mismo las temperaturas de la esfera virtual con un favorecedor selfie. "Menudo fotón", reza el considerado mensaje que ha querido tener con el artista su hermana pequeña Sheila Casas, una de las pocas usuarias que, obviamente, no le ha dejado un comentario subido de tono.

Al margen de que Mario Casas y Blanca Suárez se expresen ya con toda la naturalidad posible sobre su relación sentimental -esa que trataron de ocultar a toda costa hasta que no les quedó más remedio que confirmar lo evidente-, los dos enamorados se mantienen fieles a su norma de no posar juntos en ninguna de las fotos que vayan a aparecer en sus respectivos espacios virtuales, quizá para no otorgar a su bonito romance más relevancia mediática de la que ya suscita de por sí.

"Hay que vivir el presente, esa es mi filosofía de vida. Eso de los planes de boda pertenece al futuro. No hay que adelantar los acontecimientos. Lo que hay que hacer es disfrutar la vida y ser feliz", expresaba Blanca en un evento reciente. "Estoy súper contenta y tranquila. O por lo menos intento estarlo. Por eso procuro no reflexionar sobre las cosas que no tienen importancia", añadía sobre su deseo de vivir sin más complicaciones de las estrictamente necesarias.

RELACIONADOS