Amy Schumer padece hiperémesis gravídica

Ya en las primeras publicaciones con las que dio a conocer que estaba esperando su primer hijo se intuía que el de Amy Schumer no sería un embarazo sencillo. La propia actriz se encargó de comparar en broma su estado con el de otra famosa futura mamá, la duquesa de Sussex, que a sus ojos era una especie de milagro andante al lucir un aspecto radiante en sus apariciones públicas mientras ella no podía alejarse demasiado del baño por culpa de las siempre inoportunas náuseas y vómitos.

Parece que finalmente el proceso de gestación de la humorista se asemejará más al de la cuñada de Meghan Markle, Catalina de Cambridge, ya que al igual que le sucedió a la esposa del príncipe Guillermo antes de la llegada al mundo de sus tres retoños, a ella también le han diagnosticado hiperémesis gravídica, una condición que le ha obligado a cancelar sus últimos compromisos profesionales en Texas tras ser ingresada en el hospital.

"Texas, lo siento muchísimo. Tenía muchas ganas de hacer esos espectáculos, pero he tenido que reprogramarlos. Estoy en el hospital. Yo estoy bien, y el bebé también, pero todos los que dicen que el segundo trimestre es mejor no está contando toda la verdad. Yo me he sentido más enferma aún este trimestre. Tengo hiperémesis y es lo peor. Soy muy afortunada de haberme quedado embarazada, pero esto es una mi**da. Todo mi cariño a los médicos y enfermeros que están cuidando tan bien de Tati y de mí. Son los mejores", ha escrito la estrella en su cuenta de Instagram junto a una imagen en la que aparece tumbada en su habitación del centro médico, bien arropada y con su perrita haciéndole compañía a los pies de la cama.

RELACIONADOS