Amy Schumer recibe un pastel "excesivamente gráfico" sobre su primer parto

Al margen de las náuseas y demás molestias que ha venido sufriendo en sus primeros meses de embarazo, las cuales le obligaron recientemente a cancelar algunos de los espectáculos que tenía programados en Estados Unidos, la actriz y humorista Amy Schumer ha dejado patente en estos últimos tiempos que está encantada ante la perspectiva de debutar próximamente en la maternidad, lo que sin duda pondrá el broche de oro a su sólido matrimonio con el chef Chris Fischer.

Sin embargo, tendría sentido que la simpática intérprete haya empezado a experimentar ahora cierto nerviosismo e incluso miedo al pensar en los entresijos del parto, sobre todo porque su cuñada Molly no ha tenido otra ocurrencia mejor que la de regalarle una tétrica tarta para celebrar por adelantado el futuro nacimiento del retoño: una que representa de forma "excesivamente gráfica" los mecanismos biológicos del llamado milagro de la vida.

"Mi cuñada, y que quede claro que estoy diciendo 'cuñada', me ha sorprendido con una tarta horrorosa, excesivamente gráfica, y no podría sentirme más agradecida por ello. De hecho, no voy a darle las gracias siquiera. Molly, de verdad te digo que hay algo que no funciona bien en ti, pero te quiero con toda mi alma #siniestro", ha escrito la intérprete en tono jocoso al tiempo que compartía una imagen de la tarta en cuestión -en la que destaca ante todo el uso de la cabeza de una de las míticas 'muñecas repollo' (o 'pimpollo, como son conocidas en Latinoamérica)- con sus seguidores de Twitter.

Es probable que Amy se haya sentido mucho más reconfortada con el sinfín de fotos de bebés y mascotas que ha venido recibiendo desde el pasado diciembre, una iniciativa que partió de ella misma y cuyo objetivo pasaba tanto por distraerla como por devolverle el ánimo en medio de una etapa francamente "dura" para ella, caracterizada por los citados vómitos y dolores que experimentó a causa de la hiperémesis gravídica que le fue diagnosticada meses atrás.

"Estos últimos días han sido especialmente duros, pero por otro lado me siento muy agradecida de poder convertirme en madre y soy consciente de que este bache es temporal. Por favor, si no os importa, mandadme fotos de vuestros niños y etiquetadme para que pueda pensar en lo que me esperará al final del camino. Mis amigos ya lo están haciendo y eso me hace sentir reconfortada. También valoro fotos de perritos", ha escrito en su cuenta.

RELACIONADOS