Amy Schumer cancela sus compromisos debido a complicaciones en su embarazo

Tras tener que posponer a finales de año varios de los espectáculos que tenía programados en Estados Unidos a causa de las náuseas y vómitos ligados a la hiperémesis gravídica que le fue diagnosticada durante su primer trimestre de embarazo, la humorista Amy Schumer retomó brevemente la actividad profesional a mediados del pasado enero tras experimentar una notable mejoría en su estado de salud.

Sin embargo, como se desprende del comunicado que acaba de emitir en sus redes sociales, la enfermedad solo le había dado una tregua y la artista se ha visto obligada ahora a cancelar definitivamente el resto de funciones de la gira al sufrir nuevas complicaciones derivadas de la dolencia, las cuales, afortunadamente, no suponen un riesgo serio ni para ella ni para el futuro bebé, fruto de su matrimonio con el reputado chef Chris Fischer.

"Debido a una serie de nuevas molestias por la hiperémesis, no se me permite volar durante las próximas dos semanas. Voy a cancelar el resto de la gira. Las devoluciones [del precio de las entradas] ya están disponibles en los puntos de venta", ha escrito la intérprete en su perfil de Twitter antes de ofrecer más detalles sobre los contratiempos físicos que le aquejan en su tercer y último trimestre de gestación."Tanto el bebé como yo estamos sanos y todo pinta bien.

No obstante, me encuentro ya en el último trimestre y sigo padeciendo náuseas y mareos, hasta el punto de que cada vez que viajo, aunque sean cinco minutos en coche, no puedo evitar vomitar. La verdad es que apesta... He tratado de hacer todo lo posible para seguir adelante con la gira, porque odio decepcionar a la gente y también porque me encanta lo que hago y el dinero. Pero ahora me toca pensar en mi salud y en la de mi bebé", reza el resto del mensaje que ha compartido con sus seguidores de la esfera virtual.

RELACIONADOS