Tuit antimusulmán, bromas sexuales, denuncias raciales: "Green Book" en la mira

El guionista de la película "Green Book", Nick Vallelonga, se disculpó por un tuit de 2015 en el que dijo que musulmanes estaban celebrando cerca de Nueva York después de los ataques terroristas del 11 de septiembre.

"Quiero disculparme. He pasado toda mi vida tratando de llevar a la pantalla esta película sobre superación de diferencias y búsqueda de un terreno común, y estoy terriblemente apenado con todos los vinculados a 'Green Book'", dijo el ganador del Globo de Oro en un comunicado publicado el jueves de noche.

Es una de las varias polémicas que enfrenta el aclamado filme, ganador de tres Globos de Oro y posible candidato para el Óscar.

El director de la cinta, Peter Farrelly, tuvo también que disculparse por historias publicadas en varios medios sobre su hábito de mostrar su pene como una especie de broma en 1998.

"Es verdad, fui un idiota", escribió en un comunicado el miércoles. "Hice esto hace décadas y pensé que estaba siendo chistoso y la verdad es que estoy avergonzado y eso me hace sentirme mal ahora. Lo siento mucho".

"Green Book" recrea un viaje al sur de Estados Unidos en tiempos de segregación racial en la década de 1960 del pianista negro de música clásica Don Shirley, interpretado por el actor musulmán Mahershala Ali, y su chofer Tony Vallelonga (Viggo Mortensen).

Ali fue premiado el domingo pasado como mejor actor de comedia.

"Quiero disculparme con el brillante y amable Mahershala Ali, y todos los miembros de la fe musulmana por el daño que he causado", dijo en su comunicado el guionista, que es hijo en la vida de real de Tony Vallelonga, ya fallecido.

"'Green Book' es una historia sobre amor, aceptación y superación de barreras, y yo voy a mejorar", añadió.

Vallelonga borró su cuenta de Twitter luego de su comentario antimusulmán, que data de noviembre de 2015, pero el mensaje ha resurgido recientemente en redes sociales.

El tuit había sido en respuesta a una afirmación del presidente Donald Trump, candidato entonces por el Partido Republicano, en el que se refería a festejos en Jersey City (área metropolitana de Nueva York) después de los ataques de 2001, que dejaron casi 3.000 muertos, la mayoría en Manhattan, así como unos 6.000 heridos.

"@realDonaldTrump es 100% correcto", escribió Vallelonga en 2015. "Musulmanes en Jersey City celebraron cuando las torres cayeron. Yo lo vi, como usted también, posiblemente en el canal local CBS".



La película ha enfrentado críticas de ser otra típica historia de Hollywood, que aborda el racismo desde la perspectiva del hombre blanco.

Mortensen por ejemplo fue atacado en noviembre por usar la palabra "N" --"nigger", un insulto racial que en español significa negro en su connotación peyorativa-- en un evento para promocionar la película.

"Lo que dije fue que el hecho de que la gente ya no diga esa palabra no significa que no alberguen discriminación y racismo dentro de sí. El racismo tiende a evolucionar y a cambiar su vocabulario, su rostro. Eso no significa que haya desaparecido", explicó después en una entrevista al canal France 24.

Mahershala Ali, el primer musulmán en ganar un Óscar, también salió en su defensa: "no hay nada que me indique que Viggo es racista". "No usó la palabra para ser racista, sino lo contrario", indicó al diario Los Angeles Times.

La familia de Don Shirley tachó "Green Book" como una "sinfonía de mentiras". Su único hermano vivo dijo que no la vería porque estaba "llena de mentiras".

Vallelonga dijo a la revista especializada Variety que Shirley "aprobó" el contenido antes de morir a los 86 años en Nueva York en 2013.

"Hay mucha información que [la familia Shirley] no tenía, y no les gustó que no los contactara, pero para ser franco, el mismo Don Shirley me dijo que no hablara con nadie", recordó.

"Sólo me permitió contar lo que pasó en el viaje. Como [la familia] no estaba en el viaje, y esto salió de su boca, dijo: 'No había nadie más que tu padre y yo'. Y él aprobó lo que yo puse y no puse".

Un productor de Hollywood, citado por el Times, criticó que estas denuncias salgan a relucir menos de una semana después de que iniciaran las votaciones para el Óscar.

jt-jz/rsr

RELACIONADOS