Sylvester Stallone se confía en Cannes

"Rocky", "Rambo", Schwarzenegger... el actor y director Sylvester Stallone, de 72 años, se confió durante una clase magistral en el Festival de Cannes.

"Los productores querían a Burt Reynolds, Robert Redford. Habrían preferido a un canguro antes que a mí. Rodamos la película durante 25 días por menos de un millón de dólares. Todo el mundo trabajaba gratuitamente. El cámara no había filmado nunca. Todo estaba abocado al fracaso. Pero en la pantalla está Rocky, ese hombre solitario que renace conociendo a una mujer. En la época, en 1976, en Estados Unidos, el clima era tenso, muy político. Y yo, ingenuo, hice esta película optimista, que anunciaba el cambio que se avecinaba".

"Las dos tortugas del primer 'Rocky' siguen vivas. Deben tener 55 años. Son mis únicas amigas hoy, ¡los otros murieron!".

"El Rocky que subía corriendo las famosas escaleras (del Museo de Arte de Filadelfia) simbolizaba la superación de sí mismo. Hay una escena que corté, en la que no logra subir los peldaños llevando a su perro, que pesaba mucho. ¡Al final, las piernas me temblaban por completo!"


"Nadie quería esa historia. El personaje es salvaje, pero es también un hombre roto que regresa a su casa y es rechazado. Este filme no tiene nada de político, es una historia sobre la alienación. Estos veteranos que sufrieron daños psicológicos enormes. Rambo es una máquina de matar, pero no podía reducirlo a eso. Por eso expresé también su soledad, su pena, para suscitar empatía".

"Tengo una (parálisis facial parcial) que me causó un problema de pronunciación. Cuando empecé a participar en anuncios, el director no me entendía. ¡Arnold (Schwarzenegger) y yo deberíamos abrir una escuela de dicción!"

"Me arrepiento de algunas decisiones tomadas. ¡Mi hija me pregunta a menudo por qué actué en películas tan malas!"

"Schwarzenegger y yo éramos rivales, evidentemente. Yo necesito detestar a alguien, eso me estimula. Nos hicimos amigos, pero tuvimos que esperar 35 años para reunirnos en el cine con +Los mercenarios+. Antes, no habríamos logrado ponernos de acuerdo".

"Después del fracaso de +Rocky V+, estaba deprimido. Mi carrera se hundía, nadie me llamaba. Los productores no querían un sexto +Rocky+. En esta entrega, está el boxeo, pero sobre todo la pena, ese personaje que se queda solo tras la muerte de su mujer. ¿Cómo gestionar eso? Quería explicar ese vacío. Esta película fue más difícil de montar que la primera".

RELACIONADOS