Jennifer Lopez se sintió muy cohibida al vestirse de stripper

Aunque la gran mayoría del mundo coincide en que Jennifer Lopez luce un aspecto impresionante a sus 50 años, lo cierto es que ella se lo pensó dos veces antes de aceptar el papel de una stripper llamada Ramona en su última película, 'Hustlers', debido a los atuendos provocativos que le obligaría a lucir ante las cámaras.

"A ver, no es que sea precisamente algo con lo que me sienta cómoda: bailando sobre un escenario con medias de rejilla y un bikini. El vestuario de este filme es muy sexy, está a otro nivel. Acabas prácticamente desnuda. Como actriz, cuando dices que sí a un personaje... una vez que está hecho tratas de convencerte de que debes hacerlo lo mejor que puedas. Esa es la razón por la que me metí en la interpretación, para explorar la mentalidad de otras personas y la esencia humana en sus distintas formas. Eso es lo que me emociona. Pero sí, yo nunca haría striptease", ha confesado en declaraciones al portal Entertainment Tonight.

Una vez superadas sus reticencias iniciales, la diva del Bronx recurrió a su prometido Alex Rodriguez para que le ayudara a comprender cómo funcionan ese tipo de clubes desde el punto de vista de los clientes. "

Cuando le conté de qué iba la historia, me aseguró que él sabía mucho de esos locales y que me podría echar una mano. Como conocía y conoce a muchos deportistas famosos, me contó que sí es cierto que visitan con frecuencia los clubes de striptease y que solían entrar por la puerta trasera para que nadie les reconociera. Esa información resultó muy útil y al final la incluimos en la trama", ha desvelado en otra entrevista al portal E! News.

RELACIONADOS