Festival de cine estadounidense de Deauville arranca con un filme sobre los Kennedy

El 44º festival de cine estadounidense de Deauville comenzó el viernes con "El escándalo Ted Kennedy", una película de John Curran que denuncia la búsqueda del poder a cualquier precio.

El actor Jason Clark encarna a Ted Kennedy en el filme que recuerda el accidente de coche que sufrió el entonces senador junto con Mary Joe Kopechne, la exdirectora de campaña de Robert F. Kennedy.

El coche de Ted Kennedy cayó por un puente, y éste se salvó abandonando a su suerte a la joven, que murió asfixiada. Si el senador hubiera avisado a las autoridades con prontitud, Kopechne podría haberse salvado, según el buzo que halló su cuerpo sin vida. Aquel episodio acabó con las posibilidades del hermano de J.F. Kennedy de acceder a la Casa Blanca.

"Es una película muy política que ha suscitado fuertes reacciones en Estados Unidos", declaró justo antes de la ceremonia Jason Clarke, al que la presidenta del jurado, Sandrine Kiberlain, calificó de "figura imprescindible" del cine estadounidense.

"Si quiere juzgar a Ted Kennedy, júzguese antes a sí mismo", dijo el intérprete que actuó en películas como "El planeta de los simios: La Confrontación" o "Everest".

"El escándalo Ted Kennedy" muestra a un senador sin verdaderas ambiciones presidenciales, presionado por la sed de poder de su padre, cuyo reconocimiento busca desesperadamente.

El público de Deauville, en el noroeste de Francia, aplaudió moderadamente al final de la película tras haberse reído del ridículo de los consejeros del senador dispuestos a todo para preservar las posibilidades de la familia Kennedy de volver a la Casa Blanca.

La cinta fue proyectada fuera de competición ante cerca de 1.500 personas.

Entre los momentos más destacados de esta edición, el festival rendirá homenaje el 7 de septiembre al actor estadounidense Morgan Freeman y a la protagonista de la serie "Sexo en Nueva York", Sarah Jessica Parker.

Este sábado, la actriz francesa Mélanie Laurent presentará su primera película estadounidense, "Galveston", una adaptación de la primera novela del creador de la serie "True Detective", Nic Pizzolatto.

Se esperan otras estrellas durante el festival, entre ellas la británica Kate Beckinsale, una de las actrices que denunció al productor estadounidense Harvey Weinstein, los estadounidenses John C. Reilly y Joaquin Phoeniz, o la estrella de la película para adolescentes "Divergente", Shailene Woodley.

"Las películas en competición se inclinan bastante por la realidad social. No hay películas panfletarias contra Trump, pero hay preocupaciones, jóvenes, comunidades, que muestran hasta qué punto los estadounidenses están poco tranquilos ante el futuro", declaró el director del festival, Bruno Barde.

En esta 44ª edición se proyectarán 62 películas. Catorce largometrajes estarán en competición, entre ellos ocho ópera prima. El palmarés se anunciará el 8 de septiembre.

El año pasado, el festival, que recibe a unos 60.000 espectadores cada año, otorgó su Gran Premio a "The Rider", de directora sino-estadounidense Chloé Zhao.