Alec Baldwin acusa a Dylan Farrow de hacer ¨chantaje emocional¨

Mientras que algunos de los actores más destacados que se han puesto últimamente a las órdenes del cuestionado Woody Allen no han tardado en renegar de él, asegurando que se arrepienten de haber trabajado en sus películas y, en el caso de Rebecca Hall y Timothée Chalamet, donando sus respectivos salarios a organizaciones que luchan contra el acoso y las agresiones sexuales, el actor Alec Baldwin sigue firme en la cruzada tuitera que inició hace unos días para desacreditar el testimonio de Dylan Farrow -quien acusa a su famoso padre adoptivo de haber abusado sexualmente de ella cuando era solo una niña- y, sobre todo, el juicio paralelo en el que se ha visto inmerso el cineasta en las últimas semanas.

Aunque en sus primeras publicaciones evitaba mencionar directamente a Dylan y defendía en términos algo genéricos la necesidad de respetar la presunción de inocencia del realizador, de analizar con cierta ecuanimidad las versiones de ambas partes y, en especial, de no sentenciar sin pruebas o indicios claros, ahora el intérprete no ha dudado en cargar directamente contra la joven de 32 años por desplegar, a su juicio, una estrategia de chantaje emocional con la que forzar a la opinión pública a ponerse de su lado."Una de las armas más efectivas que Dylan tiene en su arsenal es la 'persistencia de la emoción'.

Sus lágrimas y reclamaciones tienen como objetivo avergonzar a la gente hasta que estos no tengan más remedio que creer su historia. Pero yo necesito algo más que eso antes de destruir la vida de alguien, independientemente de la fama que tenga. Necesito mucho más", reflexionó el artista a través de su cuenta de Twitter, donde incluso comparó a Dylan con el personaje de 'Matar a un Ruiseñor' que acusa injustamente a un hombre negro de haberla violado, provocando que este acabe suicidándose por culpa de la insoportable presión popular.

En un mensaje publicado solo unos minutos después, el también marido de la instructora de yoga española Hilaria Thomas insistió en la importancia de evaluar el caso con objetividad y dejando la visceralidad a un lado -en referencia a las críticas que ha venido recibiendo de algunos internautas que le posicionan del lado de los agresores-, y de tener en cuenta también otros factores y declaraciones que pongan en cuestión el alegato de Dylan."¿Cuál de los hijos de Mia [Farrow] tiene el don de la honestidad y cuál no? Si decimos que Dylan Farrow dice la verdad eso significa que pensamos que [su hermano] Moses Farrow está mintiendo", argumentó al tiempo que recordaba que, en el año 2014, Moses había negado rotundamente las acusaciones vertidas por Dylan contra su padre y apuntaba a su propia madre como la responsable de la fabricación de estas calumnias, motivadas en su opinión por el rencor que siente por Allen tras el fin de su matrimonio.

"Por cierto, si mi defensa de Woody Allen os ofende tanto, la solución es muy simple, dejad de seguirme, condenadnos a todos y seguid adelante con vuestras vidas", sentenció al final del texto.