Gobierno de Brasil y camioneros acuerdan "tregua" de 15 días en huelga

El gobierno de Brasil y sindicatos de transportistas llegaron a un acuerdo este jueves para suspender por 15 días la huelga de camioneros que perjudicó el abastecimiento de gasolina y alimentos en varios estados del país.

Los líderes sindicales "se comprometen a suspender el movimiento huelguista por 15 días, cuando será realizada una nueva reunión con el gobierno", afirmó Eliseu Padilha, el jefe de gabinete del presidente Michel Temer, en una conferencia de prensa en Brasilia.

El gobierno se comprometió a suprimir al menos un impuesto sobre el diésel e implantará un sistema de subvenciones para mantener la reducción de 10% del precio del diésel en las gasolineras anunciada el miércoles por Petrobras, que había dicho que excepcionalmente congelaría ese valor durante los próximos 15 días.

El anuncio de la tregua fue hecho en conjunto por sindicalistas y ministros en el Palacio de Planalto tras más de siete horas de reuniones a puertas cerradas, mientras los noticieros se hacían eco de los efectos de la huelga.

En un país que transporta más del 60% de sus cargas por carreteras, los cortes desde el lunes provocaron desabastecimiento en puestos de gasolina y supermercados; paralizaron las actividades en frigoríficos, fábricas de automóviles; y llevaron a algunos estados a suspender clases en escuelas públicas o a realizar la limpieza urbana.

Las acciones de la estatal Petrobras se derrumbaron este jueves en torno al 14% en la Bolsa de Sao Paulo, un día después que la estatal accediera a reducir un 10% el valor del diésel y congelar ese valor durante dos semanas para facilitar el diálogo.

La principal reivindicación de los transportistas es la reducción del valor del diésel, cuyo precio ha sufrido aumentos diarios recientemente por la política de Petrobras de alinear los valores a las variaciones del mercado internacional.

Esto hace prácticamente inviable su trabajo, alegan los camioneros.

Para atender las reivindicaciones de los transportistas sin perjudicar la política de precios de Petrobras, el gobierno pretende pagar el costo de mantener la reducción del 10% del precio diésel en las gasolineras pasados los 15 días.

RELACIONADOS