Disminuyen solicitudes de ayuda por desempleo en EEUU

Menos estadounidenses solicitaron el subsidio por desempleo la semana pasada, indicio de la robustez del mercado laboral, se informó el jueves.

Las solicitudes semanales bajaron en 4.000 a 232.000, el nivel más bajo en casi tres meses, informó el Departamento del Trabajo. El promedio de cuatro semanas, una cifra menos volátil, bajó en 2.750 a 240.750.

Las solicitudes suelen ser augurio de despidos. Se han mantenido por debajo de 300.000, una cifra históricamente baja, por 115 semanas, el lapso de tiempo más largo desde 1970.

El número de personas que están recibiendo prestaciones disminuyó a 1,9 millones, la cifra más baja desde 1988. Ese número ha caído en 12% en el año pasado.

Los cálculos más recientes apuntan a que las empresas no sólo están reteniendo personal sino contratando más. Los estadounidenses están gastando más, las fábricas están aumentando la producción y las ventas de viviendas son robustas, todo lo cual está estimulando la economía tras un tímido crecimiento en los primeros tres meses del año.

Las contrataciones se han mantenido estables, a pesar del lento crecimiento en el primer trimestre. Los empleadores añadieron 211.000 puestos de trabajo en abril, cuando el desempleo cayó a 4,4%, un piso que no se veía en 10 años. Este año, los empleos añadidos en promedio suman unos 185.000 por mes, la misma cifra que en el 2016.

La economía creció en sólo 0,7% en los primeros tres meses del año, pero hay indicios de que crecerá a un mejor ritmo en el próximo período.

La producción industrial _la que sale de fábricas, minas y plantas generadoras_ subieron en 1% en abril, el mayor avance en más de tres años. Y los estadounidenses gastaron más en restaurantes y tiendas el mes pasado.