Bolsonaro recula sobre fusión de ministerios de Agricultura y Medio Ambiente

El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, dio a entender este jueves que podría reconsiderar su proyecto de fusionar los ministerios de Agricultura y Medio Ambiente, que le valió críticas de varios sectores.

"Tuvimos esa idea (...), pero parece que será modificada. Todo indica que serán dos ministerios diferentes", dijo Bolsonaro en una de las entrevistas que dio desde su casa en Rio de Janeiro.

"Los propios ruralistas sugirieron que no era lo mejor, para evitar presiones internacionales, entre otras cosas, y yo dije que estoy pronto para dar marcha atrás", complementó en otra entrevista transmitida por televisión.

En todo caso, quien comande el ministerio de Medio Ambiente "no colocará a nadie por presión de las ONG", declaró. "Queremos preservar el medio ambiente, pero no de la forma como se viene haciendo", argumentó.

La víspera, su futuro jefe de gabinete había anunciado que la decisión de combinar las carteras estaba tomada.

El proyecto -anunciado durante la campaña- generó críticas de parte de organizaciones ecologistas, del actual ministro de Medio Ambiente y del sector del agronegocio, que teme represalias comerciales de la comunidad internacional, preocupada con la preservación ambiental.

Los dos ministerios "tienen agendas propias" y "fragilizar la autoridad representada por el Ministerio de Medio Ambiente, en un momento en que la preocupación con la crisis climática se intensifica, sería temerario", afirmó el miércoles en un comunicado el ministro Edson Duarte el miércoles.

Numerosas ONG, como Greenpeace y WWF, sostienen que la medida aumentaría la deforestación y especialistas creen que también podría aumentar la violencia en el campo.

El ministro de Agricultura, Blairo Maggi, opinó asimismo que la unificación traería "perjuicios incalculables" al agronegocio brasileño y generaría problemas para el futuro titular por la diversidad de áreas que tiene cada ministerio.

"¿Cómo un ministro de Agricultura va a opinar sobre un campo de petróleo o explotación de minerales?", indagó Maggi, un poderoso productor de soja del estado de Mato Grosso (centro-oeste), citado por la prensa local.

Bolsonaro, que asumirá el cargo el 1º de enero, fue electo el domingo con el 55% del voto popular y cuenta con un amplio apoyo del lobby del agronegocio, responsable de una buena porción del PIB brasileño.

Para honrar su promesa de realizar un gobierno "honesto" y "eficiente", ha dicho que pretende reducir a la mitad los 29 ministerios que existen actualmente en Brasil.