Bogotá celebra 479 años con la inversión extranjera y la paz como regalos

Bogotá cumple este domingo 479 años con una fortaleza económica que le permite aportar el 25,7 % del PIB de Colombia, equivalente a 73.000 millones de dólares, muy por encima de varios países latinoamericanos, y recibe como principales regalos en su día la inversión extranjera y la paz.

Según cifras del Fondo Monetario Internacional (FMI), la capital colombiana supera el valor de la producción de bienes y servicios de naciones como Guatemala (71.000 millones de dólares), Costa Rica (60.000 millones de dólares) y Panamá (59.000 millones de dólares).

A lo anterior ha contribuido la diversificación de su hacienda, principalmente asociada a las actividades de servicios (67 % del PIB), comercio (17 %), industria manufacturera (9 %) y construcción (8 %).

Bogotá, con sus más de ocho millones de habitantes, también es el mayor centro de consumo del país.

De acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (DANE), más de la mitad de esa población es de clase media (51,6 % en 2016), lo que ha generado nuevos retos para la capital.

Por lo anterior, las actividades económicas en la ciudad se han sofisticado con el fin de suplir dicha demanda creciente, pasando de sectores primarios y de poco valor agregado a manufacturas y servicios especializados.

Como consecuencia, en 2016 la economía bogotana aumentó el 3 %, por encima del 2 % del país, y de la tasa de América Latina que se situó en -1,0 %, lo que reitera su buen momento.

"Bogotá llega a su cumpleaños 479 bien posicionada entre sus pares latinoamericanas como una ciudad dinámica, moderna, diversa y con perspectivas de convertirse en una de las economías más relevantes de la región", dijo el director ejecutivo de la agencia de promoción de la inversión Invest in Bogota, Juan Gabriel Pérez.

De hecho, agregó el ejecutivo, "su fortaleza económica, mano de obra altamente calificada, excelente ambiente para hacer negocios y ubicación estratégica afianzan su posicionamiento y la proyectan como una ciudad para emprender, desarrollar proyectos productivos, vivir y disfrutar de sus múltiples atributos".

El pasado 3 de agosto el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, al hacer el balance de sus siete años de Gobierno (2010-2017) resaltó que la inversión extranjera directa (IED) en el país subió de 6.430 millones a 13.600 millones de dólares en ese periodo.

En cuanto a Bogotá, datos oficiales aseguran que entre 2006 y 2016 recibió más de 18.300 millones de dólares de inversión extranjera en proyectos nuevos y de expansión, principalmente en el sector de servicios financieros (14 %), comunicaciones (14 %) y productos de consumo (13 %).

Esto le permitió pasar de 679 sociedades de capital extranjero en 2006 a las 1.550 registradas hoy.

Este logro hizo que la publicación fDi Magazine la eligiera como la ciudad con la mejor estrategia de atracción de inversión en América Latina.

Sin embargo, el esfuerzo para que la capital colombiana esté en el radar de los grandes inversionistas no se detiene.

De hecho, tanto el sector público como el privado están empeñados en promocionar por el mundo a Bogotá y sus cualidades, entre las que destacan el aeropuerto El Dorado.

Esta terminal aérea es la primera de América Latina en movimiento de carga, con más de 769.000 toneladas al año, y la tercera en transporte de pasajeros, con cerca de 30 millones anuales.

Además, entre las bondades bogotanas se destacan el haber sido nombrada por la revista América Economía como la quinta mejor urbe latinoamericana para hacer negocios.

También, el Global Destination Cities Index de MasterCard la ubicó como el segundo destino con mayor crecimiento de visitantes de la región.

Al respecto el Observatorio de Turismo de Bogotá señaló que la ciudad recibe al año más de 1,2 millones de turistas extranjeros, un 47 % de los que ingresaron al país, de los cuales el 21 % llegó por motivo de negocios.

Pero, lejos de estar conformes con los resultados las proyecciones no se detienen, más ahora con la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC que le dan a Bogotá y a Colombia en general un aura "mágica" en el extranjero que los capitalinos esperan se traduzca en varios dígitos a su favor.