Juez prohíbe usar videos de dueño de Patriots en la corte

Un juez de la Florida prohibió que los fiscales utilicen en la corte un video que mostraría al dueño de los Patriots de Nueva Inglaterra teniendo relaciones sexuales a cambio de dinero en una sala de masajes.

La prohibición representa un duro golpe para la fiscalía, que busca llevar a juicio a Robert Kraft por la presunta solicitud de servicios de prostitutas.

En su fallo de 10 cuartillas, Leonard Hanser escribió que los detectives de la localidad de Jupiter y el juez que permitió la instalación de cámaras ocultas en el spa Orchids of Asia no hicieron lo suficiente para minimizar el riesgo de invasión a la privacidad de otros clientes de la sala que sólo buscaban masajes lícitos.

De ratificarse tras una apelación, el fallo podría llevar a que los fiscales retiren dos cargos menores por solicitar servicios sexuales, presentados contra Kraft, de 77 años, quien se ha declarado inocente pero ha emitido una disculpa pública por sus actos.

“El hecho de que algunas mujeres y hombres totalmente inocentes hayan sido sometidos a una grabación durante todo el tiempo que pasaron legalmente dentro de una sala de masajes en julio, y que todo ello haya sido visto de manera intermitente por un monitor de los detectives, resulta inaceptable”, determinó Hanser.

Los abogados de Kraft se negaron a emitir comentarios. Los fiscales no respondieron de inmediato a correos electrónicos que solicitaban sus impresiones, pero se considera probable que apelen.

Durante una audiencia reciente, en la que se buscaba desechar las grabaciones, los abogados de Kraft argumentaron que los detectives mintieron a un juez para obtener la orden. Señalaron también que las grabaciones violaron el derecho de Kraft a la privacidad bajo las leyes estatales y federales, y que los agentes no agotaron métodos menos invasivos de investigación en el spa.

Además, la defensa indicó que la ley de Florida que permite grabaciones de audio deja claro que éstas sólo deben usarse en casos de delitos graves, como homicidio o secuestro, no para ofensas menores, como prostitución. Argumentaron que el video sólo debió emplearse en un caso de mayor alcance.

Los fiscales consideraron que la orden buscaba detener una operación relacionada con un delito grave de prostitución y se obtuvo legalmente. Ni Kraft ni ninguno de los otros 24 hombres acusados en el condado eran blanco específico de las grabaciones.

Jupiter fue parte de varios condados incluidos en una investigación de presunta prostitución y tráfico de seres humanos en salas de masaje, que derivó en el arresto de unos 300 hombres y en el cierre de una decena de establecimientos en una franja de 130 millas (210 kilómetros), desde Palm Beach hasta Orlando.

Los dueños y algunos empleados del spa han sido acusados de delitos graves. Los fiscales han aceptado que no hallaron evidencia de contrabando de seres humanos en el spa de Jupiter y que nadie ha sido acusado de ese delito en algún otro local.