Francia: Halep y Stephens ofrecen final de estilos similares

PARÍS (AP) — Sloane Stephens llegará el sábado a la final de mujeres del Abierto de Francia con un record de 6-0 en partidos por el título.

“Siempre me siento muy calmada en la cancha, yo diría. No me emociono ni me frustro demasiado”, afirmó Stephens, 10ma preclasificada. “Pienso que eso me ha servido”.

Simona Halep, por su parte, ha perdido las tres finales de Grand Slam que ha disputado.

“Esperemos que mañana sea mejor que los anteriores”, dijo la actual número uno del mundo.

Pero hay algo que las dos tenistas que se enfrentan por el campeonato en Roland Garros tienen en común: Rara vez dejan que un point termine rápido. La rumana de 26 años y la estadounidense de 25 se encuentran entre las mejores en la actualidad para usar su instinto y velocidad para ir tras disparos difíciles de alcanzar y obligar a sus rivales a conectar otro.

Y eso no quiere decir que simplemente buscan devolver el tiro. Las dos han aprendido a elegir los puntos adecuados para jugar con agresividad y son sumamente capaces de hacer el ajuste de defensiva a ofensiva de forma inmediata.

“Obviamente ambas se mueven muy bien. Se va a decidir por quien pueda mantenerse en la pelea durante el mayor tiempo”, indicó Madison Keys, que el jueves perdió ante Stephens en las semifinales del Abierto de Francia y en septiembre pasado en la final del U.S. Open.

“Las dos son muy similares en el sentido de que si una logra sacarlas de la línea de fondo entonces podrá abrir la cancha”, explicó Keys. “Pero creo que si una trata de enfrentarlas con base en tiros angulados, una será la que termine corriendo _y eso no me gusta”.

Ese duelo podría generar largos y fascinantes intercambios. Ninguna de las dos finalistas parece dispuesta a regalar un point. O, como lo han mostrado en este torneo, un partido.

Stephens se hallaba a dos points de la derrota en la tercera ronda ante la italiana Camila Giorgi antes de remontar para llevarse 8-6 el tercer set.

“Creo que el salir de una situación así le crea un poco de confianza”, señaló Kamau Murray, entrenador de Stephens. “Pero ella hizo un gran trabajo al no confiarse de más”.

Halep, por su parte, inició de la peor manera posible, cayendo a un bache de 5-0 en el primer set de su encuentro de primera ronda ante la estadounidense Alison Riske antes de recuperarse y apuntarse el triunfo. Luego, la rumana perdió el primer set de su choque en cuartos de final frente a la bicampeona de torneos major Angelique Kerber, pero también le dio la vuelta al marcador.

"Ella lidia mucho mejor con la presión. El hecho de que se haya convertido en la número uno del mundo le ha dado una dimensión diferente, una talla diferente. Ella de verdad enfrenta las cosas mucho mejor. Sicológicamente, también es mucho mejor... Y ahora quiere ganar un Grand Slam. Y ahora lo dice", comentó Virginia Ruzici, que ganó el Abierto de Francia en 1978, que es la representante de Halep y es la única rumana en haber obtenido un título de un major. "Antes, ella no se atrevía a decirlo. Ahora lo dice: 'Quiero ganar un Grand Slam'".

Sin duda ha habido de antemano varias oportunidades.

Halep, con una marca general de 16-14 en finales de la gira, ha perdido dos veces en esta fase en Roland Garros, frente a la rusa Maria Sharapova en 2014, luego a Jelena Ostapenko después de ir arriba un set y una ventaja de 3-0 en el segundo hace un año. Su tercer descalabro con un título major en juego fue ante Caroline Wozniacki en el Abierto de Australia en enero.

"Bueno, sin duda, soy un poco diferente porque llego con más experiencia. Me siento más relajada respecto a esta situación", afirmó Halep. "Pero una nunca sabe. Cada partido en distinto".

La rumana tiene record de 5-2 contra Stephens, pero sólo una victoria en sus últimos cuatro enfrentamientos.