Keylor Navas ante el Real Madrid, un reencuentro de Champions

Titular nada más llegar, el costarricense Keylor Navas ha zanjado el eterno debate sobre el arco del París SG. El miércoles, el 'tico' se enfrenta a su exequipo, el Real Madrid, en busca de solventar las habituales dificultades del cuadro parisino ante los grandes de Europa.

"¡Es bueno!", lo alabó el sábado tras la victoria del PSG ante el Estrasburgo (1-0) el defensor Abdou Diallo. "Realizó tres buenas paradas. Es tranquilizador. Está bien para él y eso nos da confianza a todos".

Aunque el gran protagonista de esa victoria fue el brasileño Neymar con su decisivo golazo en el tramo final, Navas también brilló a su manera. Su seguridad en varias ocasiones le valió el apoyo de sus compañeros y del público del Parque de los Príncipes, que coreó su nombre.

"Para alguien como yo es un ejemplo a seguir. Sabemos muy bien quién es, lo gran arquero que es", explicó el centrocampista español Ander Herrera.

"Lo que más me chocó es sobre todo esa voluntad de superación perpetua que tiene. Siempre tiene ganas de progresar", añadió.

Aunque Navas llegó el último día del 'mercato', el 2 de septiembre, "con mucha humildad", según Diallo, el arquero 'tico' no ha tardado en hacerse valer.

Ante el Real Madrid, con las bajas de las estrellas del ataque parisino Cavani-Neymar-Mbappé, aún más ojos estarán centrados en su figura.

Navas, con contrato hasta 2023, llegó a París para zanjar un debate recurrente los últimos años, el del inquilino del arco.

Sin ser convencido por Alphonse Areola, Gianluigi Buffon y Kevin Trapp, el entrenador Thomas Tuchel prefirió dar un giro este verano (boreal) dando la llave del arco al experimentado portero de 32 años, con tres Champions en su palmarés.

Cuando el internacional francés fue cedido al Real Madrid, Navas, relegado al banco del Santiago Bernabéu por Thibaut Courtois realizó el camino inverso, junto a un nuevo suplente, el español Sergio Rico, procedente del Sevilla.

"La posibilidad del cambio con Keylor (se presentó) y decidimos (hacerlo) por Keylor, por su personalidad. No fue una decisión fácil porque me gusta mucho Alphonse, él viene de la cantera", se justificó el técnico alemán.

Tuchel parece haber valorado positivamente el cambio: en el primer entrenamiento de Navas en París, el técnico lo abrazó mientras que Navas se había limitado a tenderle la mano, según las imágenes difundidas por su club.

Pero aunque las sensaciones son buenas, en París el éxito es sobre todo una cuestión de resultados: una derrota contra el Real Madrid en la primera fecha de la Liga de Campeones podría devolver las dudas al PSG, antes de un desplazamiento ante el peligroso Galatasaray en su estadio.

Ante sus excompañeros Gareth Bale y Karim Benzema, Navas deberá ser capaz de aguantar la presión de un puesto que durante mucho tiempo pareció 'maldito' en el Parque de los Príncipes.

"Afronto este partido con calma y con ganas de ganar", explicó Navas. "Estoy tranquilo. Viví un periodo fantástico en el Real Madrid, pero ahora quiero iniciar un nuevo capítulo de mi carrera aquí. Quiero ganar títulos con una mentalidad de ganador, siempre".

ah/jed/jta/sg/iga/mcd