De Moda

Tengo 30… ¿Me está dejando el tren?

Tener 30 años es un número de peso para toda mujer. Esto te hace entender que ya no eres aquella muchachita de 15 años soñadora, con ganas de comerse al mundo, sino, que te hace saber que es la hora de “sentar cabeza” y debes ponerle un norte a tu rumbo.

Llegar al tercer escalón puede significar que debes ir madurando en varios aspectos de tu vida personal y sentimental.

El noviazgo, matrimonio o compromiso son palabras que tus amigos y familiares te pueden mencionar a cada rato, porque creen que se llegó la hora de que entables una familia, para que “el tren no te deje”.

Pero ¿qué pasa si llegas a esa edad y estás en plena soltería? Pueda que muchos te vean como la vieja solterona, que se quedará a cuidar gatos por siempre. Sin embargo, tú te sientes como una mujer independiente, moderna y autosuficiente que no ha conseguido al hombre indicado para empezar amar todavía.

Si bien es cierto, pueda que ni tú misma te convenzas de que sólo es suficiente el éxito personal para estar plenamente feliz; en cambio, consideras que el reloj biológico te está indicando que debes encontrar a tu media naranja, lo más pronto posible, para no dejar pasar los mejores óvulos de tu cuerpo.

Ser la “quedada del grupo” puede ser un título bastante fuerte, que niegas rotundamente a llevar, pero que tienes gran posibilidad, debido a que la manera más fácil de saber de tus amigos, es por medio de una tarjeta de boda o de baby shower.

Hecho que podría empezarte a preocupar, en todo caso, hasta llegarte a desesperar un poco, porque no quieres pasar tus días sola, sino con alguien que te acompañe y que te de cariño. Lo complicado es no tener con quien hacerlo, o por lo menos no tener alguien que valga la pena.

El asunto es que no con cualquier persona uno se puede montar en el tren para emprender la aventura del compromiso y de la relación formal, el apuro trae cansancio.

Vivir en la soltería eterna puede frústranos un poco, sin embargo; echarse la soga al cuello con alguien que, en vez de ayudarte, te sacará canas verdes, puede ser peor.

Antes de enseriarte debe conocer bien a tu pareja, debes hacerte un autoanálisis y saber si es lo que quieres de verdad en tu vida. No te desesperes, pueda que tener 30 y estar soltera no esté mal. Disfruta del momento.