Shot Cultural

Las 12 protagonistas del 2018

 

La expectativa de la forma en la que iniciaremos el año siempre es un tema, diversas costumbres se ven en cada región, que si el color de la ropa interior , que si comes algo para atraer la suerte , el beso para atraer el amor , si sales de la casa con una maleta de viaje para que el año que inicia esté lleno de hermosos destinos , en fin… mil y un maneras de “atraer” las buenas vibras.

Siendo este mi primer año nuevo fuera de casa, tenía que vivir la experiencia española y salir por mis 12 uvas de la suerte. Y es que en España se acostumbra a salir a las plazas centrales de las ciudades y esperar la media noche con uvas verdes, y comerse una uva al sonar de cada campanada, para tener suerte en los 12 meses del año. 

Una de las historias acerca de los antecedentes de esta tradición, se remonta a finales de los años mil ochocientos, aprox. 1885, cuando las clases burguesas acostumbraban a celebrar la nochevieja con uvas y champagne y se le prohibió a las personas de clase baja hacer los mismo al aire libre, la gente disgustada se reveló y salió a la Puerta del Sol (plaza icónica de Madrid) a ridiculizar y parodiar esta costumbre burguesa y comer las uvas para celebrar el fin del año.

Les confieso que no tengo fotos comiendo las uvas porque quería vivir el tradicional momento y tuve que colgarme la cámara y sincronizar el lanzado de la uva al son de las campanas. Solo les digo que fue súper divertido y que casi me atoro con una semilla , por suerte tenía el champagne para bajar .

Les cuento mi bella experiencia, confession momento again , no me gustan mucho las multitudes así que decidí pasar la nochevieja en un lugar más pequeño que Madrid, pero igual de bello y con rincones históricos y culturales en cada esquina, Toledo.

En este pueblo es tan fuerte la tradición que las uvas y el champagne las regalan en la Plaza de Zocodover, se hacen las filas para recibir tu cajita feliz de año nuevo. Todo este evento estuvo acompañado de una tarima, con presentaciones musicales y discoteca, con un presentador que dirigió el mágico momento de las 12 uvas. Después de que se comen las uvas, entonces salen los fuegos artificiales y empieza la fiesta.

Hoy brindo por este nuevo año y que podamos tener muchos éxitos, y que las 12 uvas no sean las únicas protagonistas de nuestro 2018, que los 12 protagonistas sean el amor, el respeto, la honestidad, el trabajo esforzado, las metas alcanzadas, los éxitos logrados, la humildad, la responsabilidad cumplida, la armonía en cada hogar, la paz, la libertad y el agradecimiento. ¡Salud!

 ¡¡¡ Feliz Año Nuevo!!!