Shot Cultural

Procesión del Corpus Christi, una de las tradiciones más antiguas de España

Una tradición medieval que ha trascendido en el tiempo y cruzado fronteras. 

 

Para estas fechas se han celebrado una gran cantidad de actividades relacionadas al Corpus Christi, que en latín significa ‘ cuerpo de Cristo , pero ¿qué se celebra exactamente en este evento? La respuesta a esta pregunta puede ser dada en diversas formas, ya que

El Corpus Christi puede ser definido como una fiesta de la iglesia católica que celebra la presencia de Cristo en la eucaristía.

También se puede decir que es una festividad que recuerda la institución de la eucaristía que se da el Jueves Santo durante la última cena, momento en el que Jesús invita a los apóstoles a comulgar de su cuerpo y sangre, representados en el pan y el vino respectivamente.


Esta festividad se celebra sesenta días después del Domingo de Resurrección, que corresponde al jueves siguiente a la solemnidad de la Santísima Trinidad, que tiene lugar el domingo posterior a Pentecostés.

En términos de estacionalidad climática la fiesta de Corpus Christi es el jueves siguiente al noveno domingo después de la primera luna llena de primavera. Jooo eso sonó como a trabalenguas  .

Poniéndonos serios, esta festividad que es una tradición cultural internacional, celebrada por todo lo alto no solo en Panamá, ya que tiene gran relevancia en países como España, Chile, Perú, Venezuela, Colombia y Ecuador.

Dado a que en este momento me encuentro en España, la madre patria católica, tuve la oportunidad de presenciar una de las procesiones del Corpus Christi de Madrid, la cual cuenta con una interesante trayectoria. Es tanta su popularidad que hay un dicho madrileño que dice

Hay tres jueves al año que relucen más que el sol: Jueves Santo, Corpus Christi y el día de la Ascensión

Cuenta la historia que la tradición surge en la Edad Media, cuando la monja Juliana de Cornillon inicia un movimiento para homenajear el cuerpo y la sangre de Jesucristo. Se dice entonces que la primera celebración de Corpus Christi fue aproximadamente en 1246 en la ciudad de Lieja, en la actual Bélgica .

La relevancia de esta tradición religiosa creció al punto que en 1482 la reina Isabel la Católica presidió la procesión descalza, portando una vela y cubriendo su cabeza con un tocado de terciopelo o felpa. Años más tarde Carlos I participó llevando una vara del palio. Ya durante el reinado de Felipe II la celebración era muy popular en Madrid.

Actualmente el recorrido de la procesión inicia y finaliza en la Catedral de La Almudena y participan diversas bandas o agrupaciones de música, legiones religiosas con indumentarias representativas, algunas mujeres utilizando velos negros y hombres caminando con varas, tal como relata la historia la participación de Carlos I. Es una actividad de la familia, en la cual se involucran grandes y chicos.

Siendo una tradición religiosa de relevancia internacional podemos entender como esta festividad ha llegado a formar parte de la cultura de algunas regiones donde se celebra con tanto fervor y respeto, sin duda uno de los legados más representativos de las tradiciones católicas llevadas a América por los españoles.