María Sofía Velázquez

Un blog de moda habla de fútbol

En unos días inicia la fiesta. La más grande para mí. Durante un mes mi paleta de color será rojo, blanco azul/ blanco celeste/ blanco, rojo. Así pasa cuando tus papás argentinos te tuvieron en tierras limeñas y te criaron en Panamá. Durante 30 días mi estilo será t shirt mundialista y para de contar. Y el trend, zapatillas a full. ¿Podría ser de otra manera? No, y no quisiera. Soy una mujer del fútbol. O eso creía yo hasta que vi la sesión de fotos de las esposas de algunos de los seleccionados panameños que lanzó Conway y me di cuenta de lo que debe implicar realmente ser una mujer del fútbol aunque no lo juegues.

Viendo la campaña de 5 mujeres geniales que hacen y son mucho más de lo que uno se imagina, me pregunto si además de ser sus esposas, compañeras, novias, amigas, las madres de sus hijos, serán también un poco sus psicólogas, sus musas, sus profesoras, su remanso y tantas otras cosas que debe implicar convivir con, y amar a un hombre del fútbol. A un seleccionado mundialista ni más ni menos.

  • Angie y Jaime Penedo
  • Ingrid y Gabriel "Gavilán" Gómez
  • Roxana y Luis Ovalle
  • Keyla y Armando Cooper
  • Rashell y Gaby Torres


Las escucho hablar después de los partidos con tanta propiedad y conocimiento, tan honestas y tranquilas... que más de un técnico, jugador y periodista podrían tomar ejemplo. Estas mujeres deben gritar como fieras durante los partidos. Cuantas cosas deben pasarse por sus cabezas... al fin y al cabo, ellas son quienes cuidan de esos cuerpo, mentes y corazones que dan tanto en la cancha y que quedan tan débiles, mientras nosotros regresamos a casa del estadio a dormir y a pensar en otras cosas de nuestras propias vidas.


Verlas fuera de su entorno, y quizás fuera de su zona de confort tras las cámaras (salvo Ingrid, que fue modelo), súper producidas, posando y dando tanto de ellas a todos nosotros, quienes compartimos con ellas a nuestros guerreros futbolistas, es una nueva experiencia. Uno se queda queriendo más. Enfocarse en ellas nos da otra perspectiva del fútbol, verlas hablando de decoración, de moda, de shopping, resulta refrescante y las humaniza. Son mujeres fuertes, reales, divertidas, cálidas.


Chicas. No. Mujeres inmensas que van junto a nuestros héroes a cada paso del camino: las vemos. Gracias y disfruten este mes de locos, de montañas rusas emocionales, de felicidad, de logros, de ser parte –para siempre- de la historia deportiva de este pequeño país tan grande que les da las gracias por esta felicidad de ir a Rusia 2018.


Y no son las únicas. Las capitanas Rossana y Maike son las dos mujeres que elevaron por los aires hace un par de días un Boeing 737-800 de más de 40 toneladas, cargado con nuestras promesas rumbo a Nueva York, camino a Rusia.


Mujeres que corren, que cantan, que brillan. Mujeres panameñas de nacimiento o de corazón. Muy panameñas. Muy grandes.

¡Desde hoy estaré posteando trivias y capsulas de esta bella campaña en mi Instagram, no se pierdan t shirts y certificados de regalo de CONWAY!