Creciendo con Mamá

¿Cómo darnos cuenta que nuestro hijo (a) tiene autismo?

En el año 2007, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró por unanimidad el 2 de abril como el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo y antes de que el mes termine, quise abordar el tema ya que para todas las que somos madres; este tema, además de ser sensitivo, es muy importante y necesario difundir.

Anna Andreatta, psicopedagoga y especialista en Desarrollo Infantil, explica que "El autismo es conocido desde hace mucho, su definición ha variado según los diferentes estudios realizados, en la actualidad se conoce como un trastorno generalizado del desarrollo caracterizado por alteraciones en la interacción social, en la comunicación (tanto verbal como no verbal) y un repertorio sumamente restringido de actividades e intereses".

Evidentemente, las madres no queremos que nuestros hijos tengan esta condición, pero si se da el caso el diagnóstico temprano y la atención por profesionales en la materia, es vital para que el trastorno no avance sino que más bien, pueda mejorar.

Pero, ¿Cuáles son las causas de este trastorno? Pues bien, según indica la especialista, sus causas aún no están totalmente claras, sin embargo; existen teorías que apuntan a la interacción entre una susceptibilidad genética heredable y factores ambientales potenciadores.

Y ¿Cómo nos damos cuenta que nuestro hijo (a) puede estar dentro del espectro autista? Si se presentan diversas características como: déficit graves y alteraciones en diversas áreas del desarrollo cognitivo, interacción social, comunicación, y/o en la existencia de conductas repetitivas.

Esto puede aparecer alrededor de los dos años de edad y se pueden caracterizar por la pérdida de algunas conductas ya adquiridas o por la no aparición de los hitos del desarrollo correspondientes.

Para poder guiarnos en qué debe hacer nuestro bebé a medida que van pasando los meses y años desde su nacimiento, aquí les dejo este cuadro muy valioso, gracias a nuestra especialista Anna Andreatta.

Función

Edad esperada

Rango permitido

Sonrisa

4-6 semanas

2-8 semanas

Sostiene la cabeza

3 meses

2-4 meses

Sujeta un objeto en las manos

5 meses

4-6 meses

Logra sentarse

6-7 meses

4-10 meses

Palabras con sentido

12 meses

8-18 meses

Camina

13 meses

10-16 meses

Bebe sólo con una taza

12 meses

10-18 semanas

Control de esfínteres diurno

2 años

16 meses - 3 años

Control de esfínteres nocturno

3 años

18 meses – 4 años

Se viste sólo

3 años

4 años


Con este cuadro podemos tener una idea de cómo debe ser el desarrollo de nuestro (a) bebé, por eso es tan importante que apenas veamos algo que no nos parezca del todo normal, visitemos a especialistas para así descartar y prevenir.

Andreatta asegura que el autismo "es una condición de vida que se puede mejorar de manera sustancial con la adecuada detección temprana y realizando la estimulación adecuada en las diferentes áreas interferidas".

Asimismo, todas las madres debemos entender que el autismo no es una enfermedad, "por lo que no hay nada que curar, es una forma diferente de abordar el mundo".

El diagnóstico temprano en edades lactantes o escolares con pruebas estandarizadas y contando con equipos profesionales interdisciplinarios, es cada vez más una realidad para los niños. Si el diagnóstico precoz va seguido de una intervención temprana, el pronóstico será mejor, especialmente en el control del comportamiento, las dificultades de comunicación y las habilidades funcionales en general.

Tal y como señala la especialista en desarrollo infantil, "hay estudios que demuestran que existe una importante diferencia entre un pronóstico de intervención favorable si se pone en marcha antes de los tres años, ya que se logran efectos muchos más beneficiosos que si se inicia después".

Definitivamente, tener un (una) bebé es la mayor bendición para todas las mujeres, pero asimismo representa una gran responsabilidad, debemos estar conscientes de la importancia de hacerle una revisión completa, ya que nos permitirá garantizarle un desarrollo físico y mental saludable o incluso darnos cuenta si existe algo del Trastorno del Espectro Autista (TEA) o alguna otra patología.

No tengamos miedo de preguntar y sobre todo de buscar ayuda, lo más importante es la salud integral de nuestros hijos. Cualquier duda e inquietud que tengan sobre sus bebés, pueden comunicarse con la Dra. Anna Andreatta al número telefónico 6327-4096. ¡Que Dios me las bendiga!