Creciendo con Mamá

¿Resfriado o alergia? ¿Qué hacer para que nuestro bebé mejore?

La salud de nuestro (a) bebé es lo más importante, las madres siempre nos esmeramos en cuidarlos para que no les dé resfriado, ya que el mismo los hace sentir incómodos y lo peor, es cuando su nariz se congestiona, allí tenemos que actuar para evitar que el moquito se les vaya a los pulmones o el cuadro avance.

Pienso que ir al pediatra no es suficiente, por eso les diré lo que hecho las pocas veces (gracias a Dios) que a mi bebé le ha dado resfriado y congestión (bastante moco); y también qué hacer cuando el cuadro ya no es resfriado sino alergia.

Para mí lo más difícil ha sido el hecho de dejar a mi bebé desde los tres meses en guardería, la limpieza en casa nunca será la misma que en esos espacios, por más limpios que los veamos, siempre hay algo que les ocasionará la alergia o el resfriado, dependiendo del caso.

La primera vez que a mi bebé le dio resfriado fue un poco después de dejarla en una guardería por primera vez, en esa oportunidad estuve bien preocupada porque su naricita estaba bien congestionada y veía cómo le molestaba eso a mi hija; conversando con unas compañeras, me recomendaron aspirarle el moquito, pero pensé que se referían a la tradicional "perita" que a uno le mencionan, pues no, se trata de otro aparato que es similar pero en lugar de presionarlo, el otro trae una manguera y un recipiente, donde se unen las dos cosas tiene un pequeño orificio medio salidito, eso lo ponemos en la nariz de nuestro bebé y aspiremos lo más que podamos.

Es increíble, les confieso que la primera vez que lo utilicé no salía nada, le comenté a mi esposo que eso no servía, pero qué va, estaba bien equivocada, un día tuve que quedarme con mi bebé en casa para cuidarla, no quería dejarla así en la guardería, me daba dolor, la estuve atendiendo y me di cuenta que estaba demasiado congestionada y agarré desesperada ese aparato y comencé a darle, quedé impresionada por todo el moco que le saqué, una vez que lo hice, esa semana lo hacía como 4 o 5 veces al día, y así fue mejorando mi bebé, además de por supuesto los medicamentos.

En definitiva, esto es lo recomiendo según la experiencia que he tenido hasta ahora con mi bebé:

- Cuando nuestro (a) bebé comienza con los síntomas de resfriado más comunes, como estornudo y moquito bien líquido, llevarlo (a) al pediatra.

- Una vez que el pediatra nos diga qué medicamento darle, seguir las indicaciones tal y como las indica, ya que sino no atacaremos el resfriado; es decir, si lo manda por 5 días, cumplir con eso.

- Si notamos que nuestro bebé está muy congestionado y por las noches no respira bien o llora, es señal de que la cantidad de moco ha aumentado y es por eso que debemos actuar, en este caso les recomiendo 100% utilizar el Aspirador Nasal Tipo Tubo de Pigeon, lo mejor es que sea sólo la madre quien aspira el moco.

- Algo que me ha funcionado para que mi bebé esté más fuerte antes estos cuadros que muchas veces son virales y no los podemos evitar, son una vitaminas en gotas que le doy en su vasito con un poquito de agua por las mañanas, antes de darle su leche. Su nombre es Hidropolibit, en el mercado farmacéutico panameño están agotadas, así que les compré Paido-Vit, recomendadas por su pediatra, el doctor Alberto Bissot.

- Lo otro es darle hierro después del desayuno, es en gotas y se las doy en una jeringuilla pequeña, su nombre es Intrafer.

- Por supuesto, siempre es primordial que consulten con el pediatra de su bebé.

- El otro inconveniente que se presenta muchas veces, es que se suele confundir un resfriado con un cuadro alérgico, en mi caso me di cuenta que no era resfriado porque mi bebé comenzó a botar moquito por la nariz, por lo general era en la guardería pero en casa no, así que por eso tuve que llevarla al médico, consultar con su pediatra y le recomendó Allegra Pediátrico, en realidad es muy bueno y ataca direcamente la alergia.

- Pero también hay ciertos cuidados que debemos tomar en cuenta en casa. Limpiar bien y evitar la presencia de polvo en cada espacio de la casa, lavar adecuadamente la ropa que usa el o la bebé y si manipula juguetes y peluches, deben estar limpios y alejados del polvo; lo mismo con las alfrombras. Si tenemos aires acondicionados, los mismos deben contar con su mantenimiento al día.

En realidad cada bebé es diferente y cada caso también, pero si quise compartirles mi experiencia, sobre todo porque sé lo que sufrimos las madres cuando nuestro hijo o hija está resfriado o con gripe, y mucho más cuando están pequeños. Si tienes alguna anécdota que quisieras compartir al respecto, escríbeme a creciendoconmamapanama@gmail.com. ¡Que Dios me las bendiga!