Creciendo con Mamá

Poner en práctica en casa lo que aprende nuestro bebé en la guardería

El hecho de que mi bebé haya estado en guardería desde los tres meses, representó para mí y para su papá un gran reto; sobre todo porque me afectó mucho la idea de separarme de ella y siempre le rogaba a Dios que me la cuidaran y que nunca le pasara nada.

Hoy en día quiero compartir con ustedes la importancia del desarrollo que ha tenido #MiPequeñoMilagro y precisamente el estar en una guardería ha influido muchísimo en eso; como madre me siento orgullosa al ver que le encanta socializar, es muy despierta, expresiva y manifiesta sus gustos por diversas ramas del arte.

En este sentido, es importante que si nuestros hijos reciben clases de música, baile, etc., en la guardería, es vital que reforcemos en casa esa herramienta, la cual muchas veces es la que los ayuda a contar con momentos sanos de esparcimiento y con el aprendizaje, poco a poco vayan expresando por sí mismos lo que les gusta.

Mi bebé tiene actualmente 22 meses, recibe clases de música los días jueves en Pequeños Pasitos; de los instrumentos que lleva la teacher desde un inicio se inclinó por el piano o teclado, por lo que su papá y yo no esperamos que pasaran semanas o meses, sino que fuimos y le compramos uno para que en casa continúe ese aprendizaje y ese gusto por el arte.

Claro está, a medida que vaya creciendo ella irá decidiendo si en definitiva le gustaría tocar ese instrumento como actividad extra a sus estudios o el ballet, algún deporte, etc.; pero mientras nos sentimos orgullosos porque cada vez que lo toca se emociona y sentimos que es beneficioso para ella. De hecho, tengo una anécdota relacionada al piano, la primera vez que mi bebé vio uno y lo tocó fue hace meses en el Hotel Sheraton, desde entonces supimos su gusto por este instrumento.

Como mamá primeriza lo que puedo decirles es que cuando observen que a su bebé le gusta algún instrumento o disciplina que está aprendiendo en la guardería o escuelita, entonces es ideal que le demos la oportunidad de reforzar eso que está aprendiendo, también en casa; los resultados son excelentes, ya que además los ayuda a estar más felices y socializar.

Para las madres interesadas en comprar el teclado, pueden conseguirlo en el departamento de juguetería de El Costo. ¡Que Dios me las bendiga!

RELACIONADOS