Creciendo con Mamá

¿Dolor y sangre al dar pecho? Conoce cómo afecta el Síndrome de Raynaud la lactancia materna

Cuando tenemos a nuestro bebé, lo primero que deseamos es poderlo abrazar y alimentar a través de nuestra leche materna, cada mujer tiene una experiencia distinta con respecto a este tema, hay quienes no sienten dolor en sus senos, les sale suficiente leche y amamantan tranquilamente; sin embargo, hay quienes sufren mucho durante este proceso, les duele profundamente, a tal punto de sangrar y eso, por supuesto, las hace sentir muy mal.

Hoy les hablaré de un caso como ese, los especialistas nos dicen que la lactancia materna "no debe doler" pero duele y en muchas ocasiones es algo que casi no se puede soportar, pero si buscamos ayuda podemos salir adelante y tener una lactancia materna exclusiva y exitosa.

Hace algunas semanas, tuve el honor de conversar para mi Podcast de Medcom Go, con la abogada y mamá de dos hermosas niñas, Gracieili Morales, quien compartió su experiencia con la lactancia y todo lo que tuvo que pasar para darse cuenta que cada vez que le daba pecho a su segunda bebé, sentía un profundo dolor y sangraba debido al Síndrome de Raynaud.

Gracieili Morales buscó ayuda entre los grupos de madres que se han estado creando en los últimos años en Panamá, compartió su experiencia, preguntó por aquí, por allá, porque no quería darse por vencida y desistir como en efecto le pasó con su primera hija. Pues bien, al no recibir respuesta y solución a su problema, le comentó al pediatra de su hija (Alberto Heart) lo que estaba viviendo y él dio con el diagnóstico y la solución.

El Dr. Alberto Heart explicó de qué se trata el Síndrome de Raynaud y cómo puede afectar la lactancia materna. "

Es un caso no tan hablado pero quizá más frecuente de lo que pensamos, es una situación vascular donde los vasos sanguíneos de nuestras extremidades se contraen muy intensamente y esto hace que el flujo de sangre hacia estas partes se vea comprometido y eso genere dolor por falta de oxigenación".

Asimismo, detalla que "esto puede pasar en los dedos cuando estamos en el frío y también puede pasar en los pezones porque son lugares de alta irrigación, esta situación a veces nos va a complicar la lactancia y con medicamentos vasodilatadores muchas veces se le puede dar un apoyo a la madre para que continúe su lactancia sin dolor, porque tiende a ser sumamente doloroso".

Sin embargo, el pediatra-neonatólogo recomienda antes de saltar a un fármaco, aplicar calor antes de la lactancia, lo que puede ayudar bastante.

En el caso de Gracieili, siguió las recomendaciones del doctor de no estar cerca de un abanico o aire acondicionado y además, se aplicó una crema (Lanolina) antes y después de darle pecho a su bebé, con esto logró que no le diera más dolor y hoy en día, su hija tiene tres años y aún le da pecho, lo que representa un gran logro, bendición y alegría para ella.

Definitivamente, muchas mujeres hemos tenido inconvenientes a la hora de la lactancia materna pero es vital buscar ayuda, no sentirnos señaladas y pensar en todos los beneficios que recibirá nuestro bebé al ser alimentado con nuestra leche, además de la gran conexión que esto genera; cada mujer tiene una experiencia única y que vale la pena contar. ¡Que Dios me las bendiga!

RELACIONADOS