Creciendo con Mamá

Desarrollo del lenguaje en los niños y signos de alarma para acudir a un especialista

Mi vida ha cambiado un mundo desde que me convertí en madre de #MiPequeñoMilagro, comparto con ella cada momento, cada detalle…; una de las cosas que disfrutamos los padres es el desarrollo del habla de nuestros hijos, por ejemplo, a mi Kiannah le dijo mi lorita porque la verdad es que me asombra cómo ha aprendido y dice palabras que su papá y yo no esperamos, nos sorprende cada día.

Pues bien, quise comenzar el tema de hoy contándoles mi experiencia y me pareció importante hablar sobre el lenguaje en los bebés debido a la solicitud de un seguidor y lector de mi blog; quien se pregunta cómo un niño de dos años habla "hasta por los codos" y uno de tres no habla nada.

Primero que todo es necesario saber que las etapas  en el desarrollo del habla y del lenguaje son las mismas para todos los niños, pero las edades a las que los niños las desarrollan pueden variar de forma considerable.

Para despejar un poco las interrogantes y estar claros en este tema tan importante, contacté a la psicopedagoga Anna Andreatta, quien nos explica cuál es el proceso de desarrollo del lenguaje y qué debe alertarnos para considerar llevar a nuestro hijo o hija a una revisión con un especialista.

"El lenguaje tiene un proceso de adquisición que inicia desde el nacimiento, el llanto es una herramienta comunicativa que tenemos, se utiliza en sus inicios para comunicar necesidades, es decir, un bebé que llora está comunicando algo y ese es su único mecanismo para poder comunicarse con el adulto", expresa Andreatta.

Ahora bien, nos explica que existe una etapa significativa en la evolución del lenguaje que inicia poco más o menos alrededor de los 0 a los 2 meses, periodo donde emite sonidos y vocales; mientras que entre los 2 y 4 meses más o menos hay un gorgojeo; de los 6 a 12 meses  puede subir y bajar las entonaciones y ya es mucho más efectivo y aparecen las primeras vocalizaciones; a los 12 meses aparecen por lo menos alrededor de unas 20 palabras, no necesariamente claras, pero entre 20 y 25 palabras comunicativas; entre 14 y 18 meses como máximo cuenta con un repertorio de 40 palabras y a los 2 años alrededor de unas 50, más o menos.

Asimismo, entre los 2 y 3 años aparece el ¿por qué? y todas las necesidades de respuesta; y ya entre 3 y 5 años es un niño que es capaz de producir unos discursos completos.

La especialista señala que hay varias etapas en la adquisición del lenguaje. La pre lingüística en el primer año de vida, la lingüística y ya propiamente lo que se conoce como las etapas del lenguaje, el lenguaje como tal. El lenguaje comunicativo funcional es el que aparece de 5 años en adelante.

Ahora, ¿Qué pasa si esto no sucede y no se desarrolla el lenguaje de la forma descrita? Andreatta nos explica que "Un chiquito que ya adquirió las vocalizaciones y después pasa al silábico, y después empieza a decir palabras, y empieza a perder habilidades del lenguaje, es un signo de alerta significativo. Si un chiquito a los 18 meses, 20 meses, no tiene alrededor de unas 30 palabras, es importantísimo referirse al pediatra y hacerle mención de esto".

La especialista también aclara que los trastornos del lenguaje "no son hereditarios", es decir; "no porque el abuelito haya hablado a los 4 años, un nieto va a hablar a los 4 años, eso no funciona de esa manera".

Definitivamente, es importante que como padres estemos atentos a la evolución y desarrollo del lenguaje de nuestro bebé, y por qué no, estimularlo en casa y donde estemos, hablarle, repetirle palabras constantemente; por ejemplo, recuerdo que a mi bebé le repetía mucho las partes del rostro y los señalaba, desde muy pequeña, ojos, nariz, boca; y al poco tiempo ella misma me tocó el rostro o se tocaba ella y me lo decía, lo que como madre representó un logro inmenso; y así, con otras cosas, aprovecho cada momento a su lado para enseñarle, le menciono palabras despacio y se las repito, la oriento y lo más importante, la trato con mucho amor, pienso que es la clave de todo. Para aquellas madres que estén enfrentando una situación con su bebé o están preocupados con respecto al desarrollo de su lenguaje, pueden comunicarse con la especialista Anna Andreatta al número telefónico 6327-4096 y sabrá orientarlas.  ¡Que Dios me las bendiga!

RELACIONADOS