Creciendo con Mamá

Caída del cabello después del parto: ¿Qué hacer y cómo enfrentarla?

Luego de dar a luz, muchas mujeres nos preguntamos si se nos caerá el cabello, sobre todo porque hemos escuchado las experiencias de algunas que aseguran que hasta tuvieron que cortárselo porque la caída fue excesiva; hace casi dos meses que nació mi bebé y hasta ahora no he visto ni sentido un cambio en mi cabello, por eso me puse a averiguar sobre el tema y hoy les doy los detalles.

Siempre estuve muy contenta de ver lo bonito y brillante que se me puso el cabello durante el embarazo, pues bien, eso tiene un motivo y es por el aumento de estrógeno, el cual inhibe la caída del cabello; ahora, mientras las hormonas regresan a la normalidad después del parto, es muy probable que perdamos todo el cabello que no se nos cayó durante la etapa de gestación.

Aún no se me ha comenzado a caer, pero según los especialistas a los que consulté, este proceso aparece al tercer o cuarto mes después del parto y termina a los seis meses aproximadamente. En realidad que estar embarazada es la mayor bendición que podemos experimentar, pero lleva consigo cambios hormonales que en ocasiones suelen ser algo drásticos; por eso es importante que nos cuidemos y preparemos para lo que viene, por supuesto, se trata de un proceso normal y que pasará.

Si bien es cierto que no podemos evitar que las hormonas actúen, si podemos hacer que la caída no sea tan agresiva, cumpliendo con algunas recomendaciones:

1.- No recojamos nuestro cabello con ligas muy apretadas.

2.- Evitemos el uso frecuente del blower.

3.- Utilicemos un cepillo ancho.

4.- Apliquemos acondicionador a las puntas de nuestro cabello y algún tratamieno anti-caída.

5.- Y por último pero no menos importante, consumamos almendras, las cuales nos ayudarán a que nuestro cabello crezca más sano y fuerte.

Con respecto a este tema existe un mito, y es que se dice que esto le pasa sólo a las mujeres que dan pecho, pero es importante aclararles que no es así, es común en todos los casos. Lo importante es que no debemos preocuparnos cuando comencemos a notar que nuestro cabello se queda en el cepillo, en la almohada y hasta en la ropa, no nos quedaremos calvas, es algo normal.

Definitivamente, las mujeres debemos superar muchas pruebas, pero de eso se trata la vida, el hecho de dar vida es algo único pero también bien profundo, cuando podemos ver y abrazar a ese ser que llevamos en nuestro vientre por nueve meses, nos convencemos de que todo, absolutamente todo, vale la pena. Si quieres compartir tu experiencia con respecto al tema, escríbeme a creciendoconmamapanama@gmail.com. ¡Que Dios me las bendiga y tengan un excelente 2018!

RELACIONADOS