Creciendo con Mamá

¿Bañar o no a los bebés recién nacidos?

Desde el momento en que nació mi bebé, quería tenerla pegadita a mi todo el tiempo, recuerdo que los días que estuve en el hospital, me angustiaba mucho cuando lloraba y era en el momento del baño, me daba cosa porque en el hospital donde la tuve que está en Chiriquí, hace un frío terrible, el primer día llegó la enfermera y me dijo que se la diera para bañarla, ella le echaba agua fría con un algodón y a mí me daba dolor cuando lloraba del frío.

A partir del segundo día que pude pararme de la cama, es una obligación que todas las madres bañen a sus bebés, así que llegó la hora y cuando llegó la enfermera y me dijo que le quitara la ropa lo hice, pero les cuento que con mucho temor, la bañé súper rápido, la cobijé bien con la toalla y la vestí casi que en un minuto, porque me parecía que se me iba a resfriar, me parecía algo ilógico bañarla tan chiquita, delicada y encima en un ambiente donde tenían el aire acondicionado casi que a cero grados.

Esta semana quise escribir sobre este tema, porque revisando las redes sociales, encontré un video en la cuenta de Instagram del pediatra-neonatólogo panameño, Alberto Heart, el cual me llevó a aquel 3 de noviembre del 2017, ese día en que #MiPequeñoMilagro nació; lo que explica este doctor en el video me pareció tan acertado y por eso quiero compartirlo con ustedes.

¿Bañar o no a los recién nacidos? La respuesta es NO. "No debemos bañar a los recién nacidos... Somos mamíferos y reconocemos a nuestras crías por el olfato. Por esto y muchas otras razones más, por favor no bañen a los recién nacidos", expresó Heart junto al video donde explica las razones.

"…nuestra piel va a pasar por un proceso de adaptación, usualmente vamos a tener que la piel del bebé no va ser tan buena, la piel del bebé cuando nace y en los primeros dos meses, tres meses, es terrible…nuestra piel se tiene que primero adaptar y estar bañándolo va a generar un poquito más de resequedad de la que quisiéramos, es una piel que no se puede humectar fácilmente, la máxima es bañar menos y humectar bastante, especialmente los primeros dos-tres meses de vida", explica el especialista.

Asimismo, especifica los motivos:

1.- Venimos de un medio líquido.

2. Es potencialmente dañino: se ve asociado a hipotermia, debido a que por el baño pierdan calor fácilmente; también está asociado a hipoglicemia (bajones de azúcar), y esto es porque mientras más utilizamos la energía tratando de sobrevivir, generando calor, menos vas a utilizar energías para otros procesos sociales.

3.- Afecta el desarrollo del microbioma.

4.- Reconocemos por el olfato: no queremos quitarle ese olor de bebé que es tan especial para cada madre. "Esto no es nada alternativo, es la recomendación basada en la evidencia de lo que debemos hacer con los bebés al momento de nacer".

El especialista explica que lo recomendable es que durante los primeros tres meses de vida de nuestro bebé, evitemos bañarlos de forma frecuente y en su lugar, humectémoslo.

Definitivamente es un tema controversial pero necesario de tratar, conversar y dar a conocer para que así todas las madres sepamos los cuidados que debemos darle a nuestro bebé. ¡Que Dios me las bendiga!

RELACIONADOS