Arroz con Sal

Tofú | Miso | Bayas Goji

"Caldo ancestral"

"Felipe me está hablando en chino o en jeringonza"... me imagino que esa fue la primera expresión que tuvieron cuando leyeron el título de esta receta.

Tal cual como ven, son tres ingredientes o componentes no muy comunes pero buenísimos para su salud. El TOFU, es el famoso "queso de soya", se realiza a partir de leche de soya fresca y es un producto muy típico de la región de Asia, por su fuente natural de proteína. Tengo la dicha de conocerlo a profundidad, ya que desde pequeño veía cómo se preparaba y los recuerdos con él son infinitos.

El MISO, también proviene de la soya, específicamente granos de soya fermentada, su sabor es notablemente salado, con un toque de ahumado, profundo en aroma y se utiliza como condimento para otras recetas, en especial caldos y sopas.

Las bayas GOJI están llenas de antioxidantes, las puedes conseguir en los mercados chinos, en presentación seca. Se prepara principalmente en sopas y guisos. Su sabor es dulce y muy peculiar.

La intensidad del miso, la dulzura de los dátiles rojos, el picor fresco del jengibre y la suavidad del tofu, combinados todos, lo convierten en un reconstituyente muy completo, adicional que alivia el estrés.


INGREDIENTES

Rendimiento 4 porciones

  • 8 tazas de Agua
  • ¼ taza de Pasta MISO
  • 50 g de Jengibre fresco
  • 4 cdas de Bayas GOJI
  • 5 unidades de Dátiles Rojos
  • 3 unidades de TOFU
  • Cebollina

PROCEDIMIENTO

  1. En una cacerola mediana, verter el agua, el jengibre fresco, las bayas goji y los dátiles. Llevar a hervor.
  2. Disminuir la intensidad de la llama, verter la pasta miso en la sopa y revolver levemente hasta disolver.
  3. Verter el tofu suavemente, evitando que se rompa. Llevar a un hervor suave por 5 minutos. Servir y decorar con cebollina fresca.