Nueva epidemia de ébola en República Democrática del Congo deja tres muertos

La República Democrática del Congo se enfrenta a una nueva epidemia de fiebre hemorrágica del Ébola que dejó tres muertos desde el 22 de abril, anunció este viernes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La última epidemia de ébola en el país se remonta a 2014, cuando murieron 49 personas.

El brote se produjo en el noreste del país, en una zona de bosque ecuatorial en la provincia de Bajo Uele, fronteriza con la República Centroafricana, indicó la OMS en un comunicado.

En una declaración por televisión, el ministro de Salud, Oly Ilunga, confirmó la epidemia y pidió a la población "no caer en el pánico". El gobierno "acaba de tomar todas las medidas necesarias para responder con rapidez y eficacia a esta nueva epidemia", aseguró.

La OMS dijo que "trabaja en estrecha colaboración" con las autoridades congoleñas "para facilitar el despliegue de los materiales de protección y del personal para reforzar la vigilancia epidemiológica y controlar muy rápidamente la epidemia", que surgió en una zona de difícil de acceso.

El país ha sufrido siete epidemias de ébola, la última en 2014, declarada al mismo tiempo que la que afectó el oeste de África.

La epidemia congoleña era diferente a la del oeste africano, la más grave que se haya declarado y que dejó más de 11.000 muertos en Guinea, Sierra Leona y Liberia entre 2013 y 2015.

En la RDC, la epidemia fue contenida más rápidamente y oficialmente dejó 49 muertos menos de tres meses después de que la autoridades declararan el brote.

La ONU se felicitó entonces del "inmenso trabajo" de las autoridades de Kinshasa y de sus socios (OMS o Médicos Sin Fronteras) contra la enfermedad.

La epidemia de 2014 se había declarado en una región enclavada de la provincia de Ecuador (noroeste), en pleno bosque ecuatorial, en el distrito de Boende (800 km al noreste de Kinshasa).

Las autoridades sanitarias habían registrado entonces 66 casos confirmados en laboratorio o sospechosos, dejando así una tasa de mortalidad de 74,2%, según datos oficiales.

La epidemia de ébola declarada el viernes es la octava que afecta al país desde el hallazgo de este virus en territorio congoleño en 1976.

El tiempo de incubación del virus es de 21 días.

Según la OMS los primeros equipos de especialistas de la lucha contra la enfermedad podrían llegar a la zona afectada dentro de las 48 horas.

"La zona sanitaria de Likati [a unos 1.300 km de Kinshasa] es de difícil acceso pero el trabajo de seguimiento de los casos es crucial para contener la epidemia en su foco", indicó la OMS señalando que la RDC "dispone para ello de recursos humanos muy experimentados para la lucha".

Sin embargo, la OMS pidió la colaboración de otros socios "para una respuesta multisectorial coordinada y apropiada".

La organización médica Alima (Alliance For International Medical Action) anunció en un comunicado que su equipo de investigación se dirige a Likati "con material de protección y medicamentos para tratar los casos sospechosos y confirmados".

RELACIONADOS