Un fármaco logra bajar riesgo cardiaco frenando inflamación

Por primera vez, un fármaco ha ayudado a evitar ataques al corazón al limitar la inflamación, una nueva estrategia muy diferente a la reducción del colesterol.

Muchas personas que sufren ataques al corazón tienen el colesterol en niveles normales pero sufren inflamaciones importantes, lo que puede atascar las arterias. Un estudio probó el medicamento de Novartis canakinumab en sobrevivientes de ataques al corazón en riesgo de sufrir otro ataque por una inflamación alta.

Una dosis intermedia, administrada como inyección cada tres meses, redujo en un 15% durante cuatro años el riesgo de que se repitiera el ataque al corazón, un infarto cerebral o la muerte por otros motivos relacionados con el corazón.

Los resultados se publicaron el domingo en la New England Journal of Medicine y la revista Lancet, y se presentaron en una conferencia sobre corazón en Barcelona, España.