OMS advierte sobre retos de nuevo brote de ébola en el Congo

Grupos armados, la sobrepoblación y el desplazamiento masivo hacen que las labores para frenar el más reciente brote de ébola en el Congo sea el máximo desafío que se haya tenido, advirtió el viernes el presidente de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

El médico hizo declaraciones luego de que la campaña de vacunación diera inicio esta semana, con el apoyo de una misión de paz de Naciones Unidas, en el intranquilo noreste del Congo _donde varios grupos rebeldes representan una amenaza_ y cerca de una frontera de gran actividad con Uganda.

Tedros y el ministro de Salud del Congo planean visitar el sábado la aldea donde el 1 de agosto se declaró el brote más reciente, el 10mo del Congo. El ministro indicó que 48 casos han sido reportados, 21 de ellos confirmados como ébola, incluyendo 11 muertes.

Este brote es diferente al registrado en el noroeste del país que fue anunciado más de una semana después que este iniciara, de acuerdo con Tedros. "Y eso podría requerir de hecho una mayor respuesta".

El uso de la vacuna experimental y una rápida reacción internacional fueron cruciales para detener el brote previo, que cobró la vida de 33 personas. Funcionarios de salud ahora usan la misma estrategia, primero vacunando a los trabajadores del sector, a las personas que tuvieron contacto con los enfermos de ébola y a quienes tuvieron contacto con esas personas. Hasta ahora han encontrado y revisado el estado de cerca de 1.000 individuos.

“La vacunación por sí sola no puede ayudar”, aseveró Tedros, que agregó que la tarea de encontrar y revisar a la gente es fundamental, así como la implementación de programas de concientización en las comunidades. La OMS ha informado que más de 3.000 dosis de vacuna para el ébola están disponibles en el Congo.

La población que se desplaza por la región representa un desafío. La provincia de Kivu del Norte, donde ha sido detectada la mayor cantidad de casos del nuevo brote, alberga a aproximadamente un millón de desplazados ante la inseguridad en la región, según datos de la agencia de migración de Naciones Unidas.  

RELACIONADOS