Cóctel contra el cáncer de mama produce solo modestos resultados

Un importante ensayo clínico con un nuevo cóctel anticancerígeno, de la compañía suiza Roche y diseñado para atacar una mutación genética que hace el cáncer de mama más agresivo, solo produjo resultados modestos, según las primeras informaciones publicadas este lunes.

Para este estudio, realizado con 4.805 pacientes afectadas por un cáncer de mama HER2 positivo (una mutación genética que produce una proteína que estimula la proliferación de células cancerosas), Roche combinó su droga anticancerígena Herceptine (trastuzumab), la droga específica más antigua para este cáncer, con una nueva molécula del mismo tipo, Perjeta (pertuzumab).

El ensayo clínico demostró que la combinación de ambos tratamientos era más efectiva a la hora de prevenir la reaparición del cáncer luego de que el tumor había sido quirúrgicamente removido, pero solo en muy pequeñas proporciones.

Después de un período de tres años, 94,1% de las pacientes tratadas con el cóctel no habían tenido una reaparición del tumor, mientras que en el grupo de control de pacientes que solo ingerían Herceptin el porcentaje de reincidencia fue de 93,2%, según los datos presentados en la conferencia anual de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO), el mayor simposio del cáncer, en Chicago.

"Está claro que estas pruebas no ofrecen una ventaja significativa a mujeres con un bajo riesgo de reincidencia", cuyo cáncer no se haya expandido a los nódulos linfáticos, dijo el doctor Harold Burstein, miembro del Instituto cancerígeno Dana-Farber (Nueva York), que no participó en este estudio.

"Son resultados muy preliminares, pero como el beneficio absoluto de agregar pertuzumab al Herceptin ha sido modesto, deberíamos utilizar este cóctel sobre todo para mujeres con un cáncer con alto riesgo de reincidencia", dijo Gunter von Minckwitz, director del German Breast Group, con sede en Neu-Isenburg, quien dirigió este estudio.

Con esta nueva combinación de drogas, Roche esperaba protegerse de la aparición de medicamentos similares a su molécula estrella Herceptine, comercializada desde 1998 y que este año saldrá en venta libre al mercado europeo y en 2019 al estadounidense.

Herceptin había revolucionado el tratamiento del cáncer de seno tipo HER2 positivo a finales de los 90.

El Herceptin y el Perjeta cuestan alrededor de 70.000 dólares cada uno para un año de tratamiento, y le generan a Roche 9.000 millones de dólares anualmente, de los cuales 7.000 solo corresponden al Herceptin.

El cáncer de mama es el más común entre las mujeres, y entre 15 y 25% son del tipo HER2 positivo.