Asombro en Filipinas ante la superluna que se eleva el volcán en erupción

Decenas de miles de filipinos tuvieron que huir de la erupción del volcán Mayon, pero quedaron asombrados este miércoles ante la visión del eclipse lunar sobre el cráter que expulsaba lava, un doble espectáculo irrepetible que creó un leve momento de alivio mezclado con temor.

El monte Mayon, el volcán más activo del país, lleva dos semanas expulsando lava y cenizas, lo que forzó a unas 90.000 personas a zonas más seguras, saturadas de gente y con pésimas condiciones sanitarias.

Pero la superluna "azul de sangre", la primera visible en 36 años, proporcionó un momento de asombro y espectáculo para quienes miraron al cielo la noche del miércoles en la isla.

En las escuelas de las localidades de Ligao y Guinobatan, donde se apiñaban cientos de refugiados por el volcán (hasta 80 personas por aula), tanto niños como adultos dieron gritos de asombro cuando la luna comenzó a adoptar un tono carmesí.

"Me siento muy feliz viendo la luna, pero también nerviosa, sobre todo ahora que sé que el volcán entró en erupción", dijo a la AFP Richel Toledo, de 38 años.

El espectáculo astronómico fue resultado de la alineación del Sol, la Tierra y la Luna coincidiendo con el paso del satelite terrestre por el punto de su órbita más cercano a la Tierra, lo que la hace parecer "súper" grande.

El término "sangre" hace referencia al tono rojizo que toma la Luna cuando la Tierra se sitúa entre ésta y el Sol, impidiendo el paso de los rayos solares que normalmente iluminan la superficie lunar. El apelativo "azul" no tiene nada que ver con su color.

Para algunos de los granjeros supersticiosos que huyeron del enfurecido Mayon, el espectáculo celestial era un mal augurio, ante su preocupación por las cabezas de ganado y los cultivos que tuvieron que dejar atrás.

"Da miedo, porque pasó al mismo tiempo que la erupción del volcán", reconoció Helen Ocbian, de 38 años, desde uno de los salones de clase de Ligao. "Nos han evacuado muchos años, pero esta es la primera vez que vemos la Luna tan grande".

Mayon es el volcán más activo de las Filipinas, un país que forma parte del "Anillo de Fuego" que componen varias islas caracterizadas por su actividad volcánica.

RELACIONADOS